Diablos Rojos del México, la hora de ajustar

Al padecer con sus abridores, Diablos ha trabajado con tres de sus pitchers para recuperar el nivel. Juan Pablo Oramas ya mostró una cara distinta


Diablos festeja la tercera victoria al hilo
Diablos festeja la tercera victoria al hilo (Tomada de Internet: http://www.diablos.com.mx/)

Ciudad de México

L o importante no es como comienzas sino como terminas. Y para acabar bien una temporada se tiene que pasar por muchos ajustes, algo que han tenido que hacer los Diablos Rojos en su pitcheo, y ya están teniendo sus primeros resultados al ver que Juan Pablo Oramas ganó su primer choque de la campaña en su regreso a la rotación abridora.

Para nadie es un secreto que la novena capitalina ha sufrido seriamente con su pitcheo abridor. Arturo López, Marco Duarte, Juan Pablo Oramas vivieron un inicio de temporada de pesadilla, lejos de lo que se esperaba. Por diversas circunstancias, la marca combinada de este trío era de 2-13 con 85 carreras limpias admitidas en 96.2 entradas de labor.

 Entonces para encontrar una solución a ese mal arranque, para corregir lo que se estaba haciendo mal, y para quitarle presión a esos lanzadores, el staff de coacheo aplicó un plan: envió a esos tres abridores al bullpen para trabajar. Antes del domingo, Oramas había abierto por última ocasión el 4 de mayo. Descanso, trabajo de bullpen para corregirle su mecánica (ya que estaba metiendo de más el codo del brazo izquierdo al lanzar) y tres apariciones de relevo lo prepararon para volver al montículo para abrir.

Y ayer ganó con 5.2 tandas de tres imparables y cinco ponches. “De eso se trata, de quitarle un poco de peso a los muchachos del mal inicio que hemos tenido, y vemos que tenemos la capacidad para ajustar, para volver a la rotación y ser efectivos.

 Esto ayuda mucho a que recuperen la confianza de lo que pueden hacer, solo es que se ajuste para que mental y físicamente estén en la misma sintonía”, explicó José Luis Sandoval, manager de los Diablos. La labor de “rehabilitación” con Oramas ya dio sus resultados y ahora la mira está en López y Duarte.

Con una marca de 2-5 y un nada presumible 8.54 de promedio de carreras limpias (con 14 home runs admitidos), Arturo ha recibido descanso total desde el 17 de mayo, y así se mantendrá estos días. Se tiene programado que realice ligeras sesiones de bullpen, y quizá para el próximo fi n de semana tenga alguna aparición de relevo. Con Duarte el plan es algo similar luego del 0-6 y 7.63 de PCL.

 “Estamos trabajando también con Arturo y con Duarte, porque ellos tiene la capacidad para lucir como abridores. Saben hacer el trabajo para tener mejores desempeños, solo es cuestión de que su mente y su cuerpo se pongan en la misma línea, que agarren la confianza.

Se han visto un poco titubeantes pero estamos trabajando para que retomen el camino”, continuó Sandoval. Los pingos barrieron a los Saraperos el fi n de semana con el mejor trabajo de la campaña de Oramas, quien retiró a los primeros ocho hombres y luego cortó amenazas rivales en el tercer rollo.

 De hecho, las dos carreras que le hicieron en la cuarta vinieron con par de batazos más bien colocados que de fuerza. Luego de admitir su tercera rayita del duelo en la sexta, se acabó su labor.

Entonces fue apoyado por tres relevistas, que en 3.1 tandas solo admitieron dos hits. “Buscamos darle confi anza al pitcheo abridor, sobretodo en casos como López, Duarte u Oramas, que no han sido los pitchers que sabemos pueden ser.

Hemos estados moviendo las cosas para que se olviden de lo que pasaron, que se olviden de esa negatividad que han vivido y que empiecen a ser ellos. Ahora ya vimos con Oramas que las cosas ya cambiaron y se vio mejor”, ahondó el manejador colorado.

El pitcheo capitalino ha vivido una campaña muy complicada, el 5.33 de PCL que lo tiene en el sitio 15 de la liga es la muestra, curiosamente, solo por arriba de Saltillo, a quien venció barrió ayer. Aun así, luego de ser barridos en Aguascalientes a media semana, el desglose de los choques contra Saltillo quedó con 12 carreras limpias en 27 tandas.

 “Hemos tenido altas y bajas en los últimos juegos, pero hemos estado platicando dentro del equipo de que no podemos bajar la guardia en ningún momento porque tenemos que mantenernos cerca de los punteros en el standing.

Ahora retomamos mucha confianza con los resultados de este fi n de semana”, sentenció el Borrego. “Estamos conscientes de que fue una semana de menos a más pero estamos trabajando para no bajar la guardia en ningún momento para que esto mejore, porque Diablos tiene que estar en los primeros sitios”.

 Los brazos relevistas que ayer cerraron la puerta a los Saraperos fueron Federico Castañeda (1.1 entradas de un hit), Juan Sandoval (una tanda con un imparable) y Manny Acosta (un inning retirado en orden). Ahora los rojos recibirán a los Rieleros de martes a jueves, teniendo a Octavio Acosta como el abridor para el primer choque.