Un día como hoy en la LMB

La Afición publicó la marca de más ponches en un juego

Esta es la nota del récord que implantó Martín Dihigo en 1939
Esta es la nota del récord que implantó Martín Dihigo en 1939 (La Afición )

CIUDAD DE MÉXICO

Si de actuaciones dominantes se habla, ésta fue una de ellas: 18 ponches en un juego. Tres lanzadores han alcanzado esta proeza en los 90 años de vida de la Liga Mexicana, siendo el cubano Martín Dihigo el primero en ser tan dominante desde el centro del diamante.

El 6 de agosto de 1939, un día como hoy, La Afición publicó en su portada este logro bajo este título: "Recetando Dihigo 18 ponches Águila venció ayer a los Alijadores en Veracruz por 6-3", que fue realizado y entró a los libros de los récords, sitio donde ha permanecido desde entonces.

Luego de que Dihigo estableció esta marca, Lino Donoso (Veracruz) y Ricardo Sandate (Yucatán) repitieron la hazaña en 1951 y 1974. 

Esta es la crónica publicada en La Afición del récord de Martín Dihigo, escrita por el corresponsal Manuel Sánchez:

Ahora sí creemos que el Águila de esta ciudad ha resurgido en todo su esplendor. Aquellos lauros que ganaron en años anteriores debido a su espíritu batallador, a su homogeneidad y a su teamwork, han sido reverdecidos hoy con creces al derrotar en el juego inicia de una serie de tres, que terminará mañana, a los Alijadores de Tampico, lo cual fue con la anotación de 6-3.

Diecisiete juegos al hilo han ganado los de este puerto después de su funesta gira por el interior de la República, y esta hazaña es digna de que la glorifiquen los fanáticos aguilistas.

Con el triunfo de hoy, y en vista de que los punteros del circuito máximo de la Liga Mexicana, Cafeteros de Córdoba, permanecieron ociosos, los rojos se les han acercado a solo dos juegos de diferencia, y en cambio han dejado a los Alijadores, que los siguen a seis y medio juegos abajo.

Hoy en gran Martín Dihigo dio una demostración enorme de lo que es tener caña, como decimos los de acá, 18 ponchados tuvo el antillano, y 18 ponchados son una enormidad en cualquier parte del mundo.

No hubo un solo alijador que saliera indemne de esta chamusquina, pues todos, absolutamente todos los bateadores que se le enfrentaron, tuvieron que abanicar al aire alguna vez.

Hay algo más que se puede decir sobre la gran hazaña del pitcher Dihigo: el récord de ponchado de las Ligas Mayores está en posesión de Bob Feller de los Indios de Cleveland, quien lo impuso el año pasado, en juego contra los Tigres de Detroit.

Ponchó precisamente a 18 bateadores. Es decir, Dihigo empató el récord moderno de ponchados en un juego de las Ligas Mayores de los Estados Unidos y lo más probable es que lo haya impuesto en la Liga Mexicana.

Hay que ver que lo ha hecho frente a un equipo esencialmente bateador, con apaleadores de la talla de Thomas Bell, Ángel Castro, Manuel Cortinas y Thomas Young”.