“Fue un maestro para mí”: Ramiro Peña

El pelotero tricolor habla sobre la experiencia de jugar con Derek Jeter, quien acaba de anunciar que se retira, después de ser compañeros en los Yanquis

Ciudad de México

Derek Jeter no solo deja un legado en la mente de los aficionados y en la vitrina de trofeos de los Yanquis de Nueva York, sino también en varios que fueron sus compañeros dentro del diamante, y uno de ellos es el mexicano Ramiro Peña.

El tricolor llegó a los Yanquis en 2006 y, por sus habilidades con el guante, tenía el perfil para ser el aprendiz de Jeter. En tres años su convivencia con El Capitán fue básicamente en los entrenamientos de primavera. Después de 2009, cuando debutó en MLB, ya era diariamente en los vestidores, dugout y, varias veces, en el campo. Ramiro Peña es utility, pero su área natural son las paradas cortas.

"Siempre estuvo a mi lado apoyándome y qué bueno que pueda despedirse de esta forma", expresó Peña vía telefónica desde Orlando. "Siempre se llevó muy bien, se portó muy bien conmigo en todo momento. Siempre se acercaba para ayudarme y darme consejos, y cuando practicábamos nos gustaba hacer competencias".

Derek “fue un gran maestro para mí”


Jeter inició su carrera en 1995, cuando Ramiro tenía nueve años, y fue 11 después cuando se convirtió en su compañero. "Fue en el 2006, en la pretemporada del equipo. Llegué al locker de los Yanquis pero no lo saludé, fue hasta que estuvimos en el campo. Cuando empezamos a agarrar rolas fue cuando me presenté y le dije de donde venía y platiqué con él un rato", recordó.

Aunque después de cuatro campañas los Yanquis lo dejaron en libertad, Peña dejó el equipo cargando gran reputación como defensivo, una habilidad que traía de nacimiento, pero que se pulió con el apoyo del número 2.

"Fue un gran maestro para mí, la verdad siempre me ayudó y me enseñó muchas cosas". ¿Y su mejor consejo para él cuál fue? "Que siempre estuviera muy pendiente del juego, que cada pitcheo contaba y era igual de importante no solo pensando a la ofensiva sino a la defensiva. Que desde el primer lanzamiento del juego uno siempre debe de estar totalmente listo, concentrado y analizando lo que pasaba".

Jeter “era el capitán del equipo y así se comportaba”


Los aficionados conocen a Jeter dentro del diamante, pero dentro de los vestidores, en ese sitio especial y exclusivo para los peloteros, Derek no cambiaba: "Siempre fue el modelo a seguir. Era el capitán del equipo y así se comportaba, era el encargado de poner orden en el dugout. Siempre estaba checando que todo estuviera bien, en orden, organizando las cosas para entrar al campo totalmente listos", sentenció.

Aunque actualmente no forman parte del mismo equipo, el tricolor ya tiene pensando que hará el 16 de marzo, cuando los Bravos de Atlanta enfrenten a los Yanquis en un duelo de pretemporada. "Ahora que lo vea en Spring Training voy a ir a saludarlo, porque sí fue una de las personas más especiales con las que he jugado".