Charros de Jalisco se impuso ante Tomateros en la décimo segunda entrada

El duelo estuvo lleno de volteretas en el marcador y se definió en extra innings 10 carreras a 7 a favor de Charros.


Charros venció a Tomateros 10-7
Charros venció a Tomateros 10-7 (Cortesía Charros de Jalisco)

Guadalajara

Una vez más, el short stop de los Charros de Jalisco, Amadeo Zazueta, definió en favor de los albiazules un encuentro que parecía no tener fin al pegar un home run con casa llena que se tradujo en un triunfo de oro para la causa jalisciense, que se impuso 10-7 a los Tomateros de Culiacán, en el primero de la serie, ya la madrugada de hoy en la capital de Sinaloa.

Para que la cuña apriete, el culiacanense Zazueta, quien ya había conectado un Grand Slam en la campaña, sacó a relucir su poder con un tablazo de cuatro esquinas con las bases llenas en el décimo segundo episodio, demostrando que no es casualidad su doble nombramiento como Jugador Más Valioso de la semana en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP).

En un duelo de volteretas y que se definió en extra innings, solo una intervención magistral como la del parador en corto podía romper la igualada 6-6 en la pizarra que se originó en el octavo inning y que se mantuvo así durante tres episodios. Incluso, el mánager Juan Navarrete echó mano de nueve de sus lanzadores, incluido Brian Broderick como relevista, para mantener a flote la nave albiazul.

Charros timbró primero. Jesús “Cacao” Valdez con elevado al jardín central y José Manuel “Manny” Rodríguez, con una línea al izquierdo se embasaron; enseguida, sencillo de Japhet Amador trajo la primera para los de Jalisco en los pies del dominicano Valdez y elevado de sacrificio de Alex Liddi se convirtió en la segunda para los albiazules (2-0).

La respuesta de los guindas llegó pronto. Pasaportes consecutivos del abridor de Charros, Marco Tovar, pusieron a Rico Noel y Ramiro Peña en primera y segunda; Noel se robó la antesala y más tarde anotó luego un hit de Óscar Robles al central. La segunda rayita para los guindas llegó en la figura de Peña, tras un elevado de sacrificio de Arturo Rodríguez (2-2).

Los de Jalisco respondieron de inmediato a través del dominicano Miguel Olivo, quien alcanzó el plato desde la tercera luego de un toque de bola exitoso de Alex Ortiz; en la jugada resultó lastimado el receptor guinda, Alí Solís, tras el encontronazo con Olivo. Amadeo Zazueta trajo la cuarta para la causa albiazul al ser impulsado con sencillo de Edson García (4-2).

En la baja de la cuarta, Corey Browon acercó 4-3 a los locales tras elevado de sacrificio de Maxwell León, aunque la jugada sirvió para doble play y evitó un daño mayor. “Cacao” le devolvió la tranquilidad a los de Navarrete tras alcanzar el home luego de un wild pitch de Josh Lowe (5-3). Pero los de casa volvieron a emparejar los cartones con sencillo de Arturo Rodríguez remolcador de dos carreras (5-5).

En la parte baja del séptimo inning, Culiacán se puso en ventaja por primera vez en el cotejo después de que Ramiro Peña llegara al plato con otro sencillo de Rodríguez (5-6); pero la reacción fue inmediata por los Charros, que en la octava alta anotaron por conducto de Liddi, quien se embasó con sencillo, y con robo y error, alcanzó la intermedia y luego el home tras hit del dominicano Olivo (6-6). 

El noveno capítulo resultó dramático, primero porque Jalisco parecía recuperar la ventaja tras un sólido batazo de Valdez con hombre en base que, en un acto reflejo, el lanzador Ryan Butcher logró atrapar para sacar el doble play y apagar el fuego. En el cierre de ese episodio, el salvador fue Broderick, quien subió a la loma con hombres en las esquinas y solo uno fuera, y dominó a Rodríguez con rodado a la intermedia para otra doble matanza.

Una jugada similar se presentó en el cierre de la décima, cuando Tomateros amenazaba con dejar a los albiazules tendidos en el terreno al colocar hombres en los senderos con únicamente uno fuera, pero otra espectacular jugada a la defensiva en la que se combinaron “Manny”, Zazaueta y el “Torito”, Fernando Valenzuela, apaciguó las aguas.

El duelo se mantuvo en el alambre durante casi una hora. La tribuna poco a poco fue quedándose vacía, aunque algunos aficionados se mantuvieron estoicos en sus butacas. Y parece que tuvo efecto, pues instantes después llegó el tablazo providencial de Zazueta.

En el cierre del capítulo cayó una carrera más para los guindas en la figura de Jonathan Galvez, solo para hacer más decoroso el marcador, pues nada ni nadie le quitaría el triunfo a Charros, que hoy mismo disputarán su segundo juego en Culiacán, en busca de amarrar la serie.