“Boston, esto es para ustedes”: David Ortiz

El Jugador Más Valioso de la Serie Mundial dedicó el cetro a 'una nación' de tono rojo; "saben por las cosas que pasamos, y ahora estamos aquí, celebren”

David Ortiz
David Ortiz (AP)

BOSTON, Estados Unidos

No era para menos. Después de ser el último lugar de la División Este en 2012, los Medias Rojas son campeones del 2013, y ese logro fue dedicado no solo para los fans que lograron vivir ese histórico momento de ser campeones, sino para toda la ciudad que esperó 95 años para ver campeón a su escuadra en su casa.

“Son los mejores fans del mundo, Boston, esto es para ustedes”, gritó un emocionado y sonriente David Ortiz, quien recibió la designación como Jugador Más Valioso de la Serie Mundial. “Saben por las cosas que pasamos, y ahora estamos aquí, celebren”.

“Esta es la Serie Mundial más especial por la que he pasado, simplemente estoy disfrutando todo esto, no lo estoy pensando. Pasé por momentos muy difíciles, nos fue mal, y les enseñamos a todos lo que podemos hacer si jugamos como equipo”, continuó 'Big Papi'. "Nunca pensé en presión y ese tipo de cosas, sabía que el equipo lo estaba cargando yo y no me pesó, lo disfruté al máximo, pero esto no fue cosa solo mía. Sí, yo bateé bien, pero todos mis compañeros hicieron el trabajo, lo completaron, no todo fue mío",.

Además de Ortiz, otro pelotero que disfrutó al máximo el triunfo y el título fue el abridor John Lackey. Estaba frente a una oportunidad única, y así se va a quedar en su memoria, como un logro único e irrepetible, ser el pitcher ganador del duelo que definió el título de las Mayores para su equipo. Y eso lo dejó sin palabras.

“Es indescriptible todo eso. Simplemente no tengo palabras para poder describir todo esto. Fue un camino con muchos problemas, con muchos pendientes, pero hoy llegamos a lo más alto”, así lo explicó el lanzador, quien trabajó 6.2 entradas de nueve hits, permitió una carrera, con una base y cinco ponches.

Lackey jugó para los Angelinos de Anaheim en 2002, con quienes abrió un juego, para 2010 llegó a Boston, se lesionó en 2012 y este año, acaba de levantar el título.