A dar un paso más

La novena mexicana se mantiene con vida en la Serie Mundial de Ligas Pequeñas al vencer a Australia, y este martes enfrentará a Venezuela para mantener su camino a la Final Internacional

El equipo mexicano busca trascender en el torneo
El equipo mexicano busca trascender en el torneo (AP)

Ciudad de México

La dolorosa derrota frente a Japón del domingo puso el borde de la eliminación a la novena mexicana, y ayer sorteó el primer obstáculo en su nuevo camino hacia la Final Internacional de la Serie Mundial de Ligas Pequeñas, pero no hay tiempo para relajarse porque este martes aparece otra barrera: Venezuela.

El conjunto de los Vaqueros Linda Vista se olvidó del descalabro frente a los japoneses y volvió a jugar la pelota que le dio éxito en el Campeonato Nacional y en el triunfo sobre Canadá en este torneo, tuvo gran bateo de Erick Vela y Ruy Martínez, así como una sólida apertura de Aldaír Téllez para vencer 6-2 a Australia, para eliminarlos.

"Todavía nos falta, porque el bateo que nos trajo acá todavía no ha explotado como queremos y con lo que sucedió hoy (ayer) esperamos que así se dé", explicó el manager del equipo, Héctor Arrieta, vía telefónica desde Williamsport.

El torneo se juega bajo el formato de la doble eliminación, donde la novena que pierde dos juegos queda fuera, por eso, tras caer con Japón, el conjunto tricolor se movió en el bracket del torneo donde cualquier derrota significa despedirse. Y ayer así era con los australianos.

"Hablando con los chavos vimos que nosotros perdimos ese juego con Japón, porque no son un equipo del otro mundo, no es invencible. Nosotros los teníamos, les hicimos cinco carreras pero no pudimos concretar. Espero que podamos tener una revancha", continuó el estratega. "Pero ahorita estamos concentrados en el juego de este martes, que lo tenemos que ganar para seguir con vida".

Tras vencer a Australia, el conjunto tricolor avanzó un lugar en el bracket de la zona internacional, y en la tarde de ayer estuvieron en las tribunas en el choque donde Venezuela venció 2-1 a Puerto Rico, convirtiéndose en su próximo rival.

"Venezuela eliminó a Puerto Rico, que por lo que habían hecho para llegar al torneo eran favoritos para llegar a la final internacional y los eliminaron, pero ya sabemos que los equipos por algo están aquí, son de los mejores del mundo y eso es lo que tenemos en mente", explicó Arrieta.

Siendo el de este martes un duelo de vida o muerte, donde el conjunto que pierda queda eliminado, el staff de coacheo de los Vaqueros Linda Vista espera un choque muy apretado en la pizarra.

"Los juegos de Venezuela se han caracterizado por su gran pitcheo. Perdieron 1-0 con Japón, luego con Canadá ganaron luego de que el pitcher fuerte de los canadienses se lastimó, y ayer apenas ganaron 2-1, eso nos muestra que traen un pitcheo muy duro pero que su bateo no es un punto fuerte y es en lo que vamos a trabajar porque vamos con nuestro pitcher número uno. Además, esperamos que nuestra ofensiva mantenga o mejore su ritmo para que con esas carreras sea suficiente para seguir adelante".

México llegó al encuentro frente a Venezuela a pesar de iniciar perdiendo ayer. Los australianos sorprendieron a Téllez y a la defensiva mexicana al anotarles dos veces, una en el primer inning y otra en el segundo, pero a partir del tercer capítulo se marcó la distancia. La pizarra se movió 2-1 en la baja del tercero y luego cambiaría de forma definitiva, cuando llegó el cuadrangular de tres carreras de Vela en el fondo de la entrada cuatro. Con un out y compañeros en segunda y tercera. Vela hizo el swing al primer lanzamiento que vio y envió la pelota por encima de la cerca del jardín derecho para que México se pusiera adelante 4-2. Todavía anotaron una más con sencillo productor de Daniel Quiroz, para tomar un colchón de tres anotaciones.

Además del estacazo de Vela, el conjunto tricolor tuvo una tarde redonda de Ruy Martínez, quien se fue de 3-3 y se voló la barda por todo el jardín central en la quinta, para sentenciar el encuentro.

Por su parte, en el montículo, Aldaír Téllez se encargó de no darle vida a los australianos y lanzó 5.2 entradas de siete hits y una carrera limpia, sin dar pasaporte y con 12 rivales ponchados.

"Con el hecho de ya tener tres partidos ellos han perdido el pánico escénico de estar en este torneo, esperamos que eso ya sea menor mañana (hoy). Ellos ya saben qué es lo que se siente y eso es algo que debemos de usar a nuestro favor", sentenció el manejador mexicano.