Un líder nada casual

A pesar de que muchos colocaron a otros conjuntos en la lista de favoritos, los Delfines del Carmen se mantienen como líderes en la Zona Sur de la LMB


La novena de los Delfines del Carmen
La novena de los Delfines del Carmen (LMB)

Ciudad de México

El 2013 muchos pensaban que llegaría el momento en la temporada en que se caerían. Y terminaron como líderes del pelotón. En el 2014 los pronósticos apuntaban a Quintana Roo, Yucatán, Veracruz y Oaxaca como los favoritos de la Zona Sur, poniendo signos de interrogación en ellos. Con 41 juegos disputados, los Delfines de Ciudad del Carmen encabezan el Sur.

"Ha sido una temporada bastante complicada pero hemos empezado bien y yo le doy todo el crédito a los muchachos que se han preparado muy bien para esto, con mucho deseo por jugar. En las situaciones complicadas por las que hemos pasado el equipo me ha mostrado que tiene el carácter para jugar beisbol", analizó Félix Fermín, mánager del conjunto carmelita.

En la temporada 2012 los Delfines se presentaron en la Liga Mexicana tras adquirir la franquicia de los Tecolotes de Nuevo Laredo, y como debutantes, no fue un año sencillo.

Terminaron con récord de 51-60 a 18.5 juegos del líder, Quintana Roo. El 2013 no parecía ponerles frente a sus pies un futuro muy distinto, ya que incluso se llegó a hablar de su salida de la LMB al cambiar de dueños. Pero no solo se mantuvieron, sino que bajo el manejo de Fermín terminaron en la cima sureña con su 63-46, calificando a playoffs, donde perdieron en primera ronda con Veracruz.

"Estoy conforme con lo que estamos haciendo, porque para muchas personas el equipo ya es una realidad luego de lo que hicimos el año pasado, nadie pensaba que íbamos a tener el récord que tuvimos. Los preparé diciéndoles que aunque no llegamos muy lejos en los playoffs tuvimos una muy buena temporada y que aquí hay material para tener un buen inicio de año y es lo que hemos tenido. Ojalá que todo siga de la misma manera lo que resta del calendario", continuó el dirigente.

En las últimas semanas han sufrido para encontrar equilibrio entre su ofensiva y defensiva, compilando marca de 6-10, lo que provocó que Oaxaca y Quintana Roo ya lo alcanzaran en la parte alta. A pesar de esto, siguen con una sólida base de trabajo.

"Es clave que ellos confíen en el trabajo que pueden hacer, lo que son capaces de hacer. Una de las cosas importantes es que mantenemos prácticamente al mismo equipo que tuvimos, quizá un 90 por ciento de los que estuvieron en el primer año por lo que es un equipo que se conoce bien, el núcleo está fuerte. Eso nos ha ayudado a obtener los resultados que hemos logrado", sentenció Félix.