“Me quedan tres capítulos”: Alex Rodríguez

La suspensión de un año que enfrenta Alex Rodríguez no es el obstáculo que lo haga pensar en dejar el diamante; planea volver y cumplir su contrato con los Yanquis, con quienes se quiere retirar

Alex Rodríguez, de visita en México
Alex Rodríguez, de visita en México (Mexsport)

Ciudad de México

El estar acusado de haber utilizado sustancias prohibidas y tener una suspensión de 162 encuentros son los temas que rondan el nombre de Alex Rodríguez, pero esas situaciones no son suficientes para que el pelotero tenga en mente no volver al diamante; es más, su plan es jugar otros tres años para terminar su carrera en los Yanquis.

"Creo que el 2014 voy a vivir algo que veo como un favor grande que me han hecho, porque jugar 20 años sin tener tiempo libre es muy cansado. Esta situación me da un año para descansar física y mentalmente, prepararme para el futuro para escribir un capítulo nuevo en mi carrera. Me faltan tres años de contrato empezando en el 2015 y espero jugar muy bien para terminar mi carrera en Nueva York", explicó A-Rod, quien está de visita en México, ya que presentó un nuevo gimnasio de su cadena Energy Fitness.

Rodríguez confesó que se dopó cuando era pelotero de los Rangers de Texas en 2001 y 2003, pero negó haberlo hecho desde entonces. Actualmente está suspendido luego de que se dio una investigación de Grandes Ligas a Biogenesis, una clínica para combatir el envejecimiento, que en enero pasado fue expuesta como proveedora de sustancias dopantes a peloteros, incluido él.

A pesar de que se dio a conocer que la Agencia Antidopaje de Estados Unidos catalogó a Alex como el caso de dopaje más elaborado en la historia, el infielder no quiso tocar el tema, ya que el proceso legal se encuentra activo.

Aun así, continuó explicando lo que ha vivido y vivirá dentro y fuera de las Ligas Mayores.

"No he pensando en el retiro aún. Este descanso es la mejor cosa que me pudo haber pasado, me va a caer muy bien porque va a ser mi primer verano libre en más de 30 años, con eso voy a tener más tiempo para hacer otras cosas", comentó. "Mi meta es empezar un capítulo nuevo, me quedan tres capítulos en mi carrera y definitivamente me quiero concentrar en las cosas buenas, en mi familia, mis negocios y en ayudar a la comunidad latina, esas son las cosas más importantes".

Mientras continúa la disputa legal con las Mayores y el sindicato de peloteros, a las que demandó, Alex realizará su preparación física tanto en Miami, donde reside, como en República Dominicana, para que en el Spring Training del 2015 esté de regreso en los diamantes.

"He jugado por 20 años y muchas cosas buenas han pasado, no todo puede ser un carnaval, esa es la ley de la vida. He tenido subes y bajas y definitivamente he pasado por eso. Me siento muy bien donde estoy y eso me va a ayudar a tener un buen regreso, porque viene una batalla muy complicada para mí", dijo.

Estar envuelto en el tema del uso de sustancias prohibidas, lo que significaría nunca llegar al Salón de la Fama, está fuera de su mente en este momento.

"Me faltan tres años de jugar y luego cinco para esperar ser elegible (al Salón de la Fama), así que ese no es un tema que tenga en mente en este momento", explicó.

Alex también habló del hecho de que los Yanquis hayan terminado en el cuarto sitio de su pelotón en un año donde los Medias Rojas de Boston (sus acérrimos rivales) fueron los campeones.

"No es que nos haya ido mal, tuvimos muchas lesiones y el equipo nunca estuvo completo. Estamos muy orgullosos de haber ganado 85 juegos en una campaña con tantos jugadores fuera. Lo que hicieron los Red Sox es una muestra del gran nivel que hay en Grandes Ligas, ya que de ser sotaneros un año calificaron y fueron campeones al otro".