No vamos a ir a pasear: Pedro Meza

El guardia de la selección mexicana reconoce la dificultad de los rivales en el Mundial pero se espera que con la base del FIBA América puedan avanzar 

Pedro Meza, seleccionado mexicana de basquetbol
Pedro Meza, seleccionado mexicano de basquetbol (Cortesía FIBA )

CIUDAD DE MÉXICO

En menos de cuatro meses, la selección mexicana de basquetbol ya habrá debutado en el Mundial.

Tras el duelo contra Lituania seguirá el de Eslovenia y luego un descanso el 1 de septiembre. Cuarenta años después de la última participación del Tricolor en este certamen el título delFIBA Américas conseguido en 2013 ha provocado la ilusión de un buen resultado en el máximo torneo del baloncesto a nivel internacional.

Pedro Meza fue uno de los integrantes de ese equipo que consiguió vencer a Puerto Rico en la Final en Caracas y que logró el boleto al torneo que se disputará en España; sin embargo, el guardia reconoce que el nivel será aun más alto y que una buen resultado sería calificar a la segunda ronda.

Además de la dificultad de los rivales, Pery habló con La Afición sobre lo complicado que será para Gustavo Ayón llegar al Mundial, pero destacó la fuerza de la base de jugadores que conquistó la plata en Panamericanos y el oro en Venezuela como el mejor argumento para competir.

¿Cómo transformó el título en el FIBA Américas a esta selección?

Es algo que no puedo describir porque he vivido el basquetbol toda mi vida y la felicidad que nos dio haber ganado y vera toda la gente que estaba conectada, al pendiente de lo que estaba pasando, nos dio mucha alegría y eso nos motiva para seguir. Ver que podemos estar compitiendoen una contienda de esta magnitud nos da mucha motivación.

¿Cuál es el sueño para el Mundial?

Es muy difícil ganarlo, pero haciendo un gran torneo estaríamos muy felices porque hace 40 años que no vamos, es difícil medirnos con selecciones que tienen gran nivel y experiencia en este tipo de eventos. Vamos a dejar todo y a tratar de competir, no vamos a ir a pasear, vamos a dejar lo mejor de nosotros y, Dios quiera, pasar a la segunda ronda, y a ver qué ocurre después.


¿Qué saben de los rivales que enfrentarán?

Nos tocó un grupo relativamente accesible, no va a ser fácil, cualquier equipo que esté ahí tiene su mérito por calificar, pero no es como el Grupo A, que es el dela muerte (Francia, Serbia, Brasil, Egipto, España e Irán), que tiene cinco potencias y van a pasar cuatro. Podemos pasar, sin demeritar a selecciones como Corea, pero ahí podemos tener una oportunidad, así como con Angola y Australia, que es un buen equipo, pero es otro que tenemos que competirle a ver si podemos conseguir una sorpresa.

¿Es mejor comenzar con los más complicados,Lituania y Eslovenia, y luego conlos que en teoría pelearán por el boletocon la selección mexicana?

Creo que sí, tal vez jugar contra el mejor,que va a estar muy difícil ganarle, nos sirve para agarrar ritmo y para llegar contra los equipos que podemos competir en el mejor ritmo posible; puede ser un armade doble lo, porque también podemos dar la sorpresa en el primer juego, hay muchas cosas, todo puede pasar.

El coach Sergio Valdeolmillos ha dicho que conservará la base del FIBA Américas,¿ya te sientes en el Mundial?

No, para nada, a pesar de lo que Sergio dice, estamos conscientes de que todos quieren venir. Antes nadie quería, pero ahora como estamos en el Mundial todos quieren ser parte de la selección, creo que esa es una de las razones por las que el coach quiere dejar la base, porque nos lo ganamos, y sería a lo mejor casi injusto que varios no fueran. Pero nadie se siente seguro porque cualquiera puede ir ytodo mexicano tiene derecho a estar en la selección.

Ante la probable ausencia de GustavoAyón, ¿la fortaleza será el equipo?

Seguramente, lo ha sido siempre y esperemos que así sea. Ayón, sin lugar a dudas,es el pilar, dentro de la cancha y, sobretodo, fuera, es el gran líder que tenemos y Dios quiera que se alivie, pero va a ser complicado, hablé con él hace poco y es muy difícil que vaya, va a viajar a España juegue o no juegue, pero lo más seguro es que no llegue.

¿Qué te dijo Gustavo?

Que no va a arriesgar su carrera profesional que tanto le ha costado por las lesiones, que quiere despuntar en la NBA, quiere ser una estrella y yo lo apoyo porque sé lo difícil que ha sido para él y esperemos que le vaya bien. Si va con nosotros sería muy bueno, pero lo veo muy difícil y él está triste porque a lo mejor no puede estar en la duela.