El Thunder, por buen camino

El coach de Oklahoma City, Billy Donovan, afirmó que a pesar de un complicado inicio de temporada en la NBA, queda mucho por delante para mejorar

Oklahoma City vs. San Antonio
Oklahoma City vs. San Antonio (Reuters)

Ciudad de México

El Thunder de Oklahoma City no ha tenido el inicio de temporada en la NBA que se proyectaba, cuando en el verano sumó a dos estrellas de la Liga, Paul George y Carmelo Anthony a una franquicia que ya contaba con el Jugador Más Valioso de la campaña 2016-17, Russell Westbrook.

El ex equipo de Kevin Durant tiene una marca de 10-12 en el arranque de este nuevo año y hoy ocupa el noveno lugar de la Conferencia Oeste, por lo que quedaría fuera de playoffs.

No obstante, el coach de la escuadra, Billy Donovan, recordó que quedan 60 partidos por disputar antes de la postemporada.

"Estamos mejorando, ha sido un gran reto porque ha habido muchos cambios en el equipo y todos han hecho sacrificios para adaptarse, aunque me emociona la dirección en la que vamos, porque queda mucho basquetbol por delante", señaló.

El entrenador, que vive su tercera temporada en la Liga, habló sobre lo que representa dirigir a tres estrellas en el mismo equipo, como Westbrook, George y Anthony.

"Ha sido bueno, lo más importante es que son profesionales y trabajan por el equipo, he disfrutado mucho mi tempo con ellos; hasta ahora la experiencia es positiva".

El Thunder se prepara para visitar la Ciudad de México el jueves 7 de diciembre para enfrentar a los Nets de Brooklyn y el coach se dijo feliz por salir de Estados Unidos para un partido de temporada regular de la NBA.

"El viaje es corto, así que estamos contentos de ir y de la oportunidad que nos da la Liga de estar en otros países".

Después de lo dicho por el coach de los Patriotas de Nueva Inglaterra de la NFL, Bill Belichick, hace un par de semanas sobre que estaba contento de no haber tenido un susto en México, Donovan afirmó que Oklahoma City viaja sin temor al país.

"Nos sentimos mal por lo que pasó en México, (el temblor) fue devastador y una tragedia, pero nos sentimos tranquilos de ir ahí y representar a la NBA y nuestro apoyo está con la gente que sufrió".