El milagro de Valdeolmillos con el basquetbol mexicano

Tras su llegada al banquillo mexicano, el basquetbol resurgió después de años de decadencia y sin asistir ni a un Mundial ni a unos Olímpicos

Sergio Valdeolmillos da indicaciones durante el partido entre México y Argentina en los Juegos Panamericanos
Sergio Valdeolmillos da indicaciones durante el partido entre México y Argentina en los Juegos Panamericanos (Mexsport )

Ciudad de México

Se cumplirán cuatro años desde que, en septiembre del 2011, Sergio Valdeolmillos tomó el banquillo tricolor para dirigir a la selección mexicana de baloncesto. Con problemas administrativos, el español llegó para dirigir a los mexicanos en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

Manteniendo la base de los jugadores que jugaron los Panamericanos, Valdeolmillos ha podido encontrar un balance con los jugadores de experiencia, y otros que a poco van saliendo.

Sorpresivamente en el 2011, Valdeolmillos clasificó como segundo lugar a semifinales en Panamericanos. En la segunda fase, los mexicanos derrotaron a Estados Unidos, que le daba fogueo a jugadores de la Liga de Desarrollo de la NBA. Por la medalla de oro, México cayó ante Puerto Rico en una canasta de último segundo de José Juan Barea, pero eso sería el principio de una historia exitosa en México, que todavía no concluye.

Con ese resultado, Sergio regresó con México para jugar el Premundial en Venezuela en el 2013. El representativo mexicano fue invitado porque Panamá no iba a asistir por problemas administrativos. Manteniendo esa base de Guadalajara 2011, Valdeolmillos consiguió el primer lugar y cortó una racha de 40 años de no asistir a un Mundial en el 2014.

Dos años después llegó la revancha de los mexicanos. Se enfrentaron en la final a Puerto Rico del Premundial, selección que, un par de años antes los había vencido por la presea aurea en Guadalajara. En otro partido cerrado, al igual que el de Panamericanos, Sergio hizo las modificaciones desde la banca para poder quedarse con el primer lugar.

Continuando con el proceso que se había gestado, pero otra vez con problemas extradeportivos, el granadín regresó a tierras mexicanas para dirigirlos en el Centrobasket y el Mundial en el 2014.
En el Centrobasket de Tepic, Nayarit, el español armó un grupo que consiguió el primer lugar terminando invicto en todo el certamen, y doblegó a los puertorriqueños en etapa de grupos y la final.

Siguiendo con los problemas fuera de la duela, los 12 Guerreros debutaron en las Islas Canarias en el Mundial de España. Perdieron ante Lituania y Eslovenia en los primeros partidos, pero consiguieron victorias ante Corea del Sur y Angola, y en busca de no cruzarse con Estados Unidos en la segunda ronda, fueron derrotados por Australia. En los octavos de final, la selección estadunidense eliminó a los mexicanos del Mundial.

Al final del partido, Sergio Valdeolmillos denunció los malos tratos de los directivos mexicanos. Tuvo que pagar de su bolsillo sobreequipaje y demás gastos en tierras ibéricas porque no llevaban presupuesto suficiente para cubrir los pagos.

A finales de septiembre del 2014, en una conferencia de prensa en las instalaciones del Comité Deportivo Olímpico Mexicano, Juan Manuel González Flores, presidente de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional, y Modesto Robledo, presidente de la Asociación Deportiva Mexicana de Basquetbol, con el respaldo de Carlos Padilla Becerra, presidente del COM y Jesús Mena, en ese entonces presidente de la Conade, tomaron la decisión de destituir a Valdeolmillos del banquillo mexicano.

Ese mismo día presentaron a Bill Cartwright como nuevo coach de los 12 Guerreros. La conferencia de prensa se acaloró y tuvo que ser suspendida. Los medios de comunicación decidieron no darle cobertura a la selección en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Veracruz, después de la decisión tomada por las autoridades del deporte ráfaga.

El daño ya estaba hecho. La decisión precipitada de correr al granadín traía como consecuencia un quinto lugar en los Centroamericanos. González Flores, presidente de la LNBP, decía que no había razón alguna para correr a Cartwright, sin embargo, el tiempo dio la razón y él mismo retomó el rumbo. Eddie Casiano fue contratado como entrenador de los mexicanos.

Eddie nunca debutó como coach por la llegada de Alfredo Castillo a la CONADE. Inmediatamente, Castillo tomó el mando de la selección de basquetbol e hizo lo posible para traer de regreso a Valdeolmillos, que, a pesar del proceso extracancha que enfrentaba, el ibérico pudo dirigir los Juegos Panamericanos de Toronto, teniendo un octavo lugar como resultado final, con lesiones y problemas extra duela.

En lo que va del Preolímpico, Sergio ha mantenido a México invicto en los seis partidos que ha enfrentado hasta ahora. A pesar de los buenos resultados mostrados, se tendrán que arreglar los problemas que hay fuera de la duela en el baloncesto nacional y después se conocerá si el español seguirá dirigiendo a los 12 Guerreros.