Valdeolmillos: “Tengo contrato hasta julio de 2015”

Sergio aseguró que nadie le avisó sobre su despido, o la contratación de un nuevo entrenador, y que Modesto Robledo le recomendó irse, pues “en México no vamos a cambiar”

Ciudad de México

Las declaraciones de Sergio Valdeolmillos, tras la eliminación en los octavos de final ante Estados Unidos, calaron hondo en los directivos del basquetbol y terminaron por suplantarlo con un entrenador que desconoce la infraestructura de este deporte en México.

Bill Cartwright ya fue presentado, pero el español, quien dirigió a la selección de 2011 a 2014, no ha sido informado de su despido. "Al día de hoy, no ha habido ninguna información por parte de nadie, ni del presidente de la Liga, ni del COM, ni de la CONADE, ni de ADEMEBA", relató el coach vía telefónica con La Afición.

Sus palabras, en las que pidió respeto para su persona y modificar muchos problemas de logística, fueron uno de los factores para el rompimiento. "No me arrepiento de lo que comenté al término del partido, sigo pensando que las cosas se pueden hacer mucho mejor. Siempre existen las vías de comunicación; respeto que no guste la forma de haberlo comentado, pero es cierto, no se puede viajar de la forma en la que hemos viajado y llamamos a la reflexión para que las cosas no sean de la misma forma", agregó.

El entrenador, quien radica en Granada, aseguró que este año no fue la excepción, pues las irregularidades y desatenciones se vivieron en cada concentración; "ya sabían, me negué a viajar a Argentina porque viajábamos sin dinero, como no era la primera vez que teníamos que llegar a una situación in extremis para que reaccionen, porque ellos trabajan así".

Valdeolmillos aseguró que toda esta situación es una estrategia para despedirlo: argumentar la falta de un informe y todas las acusaciones que hoy hacen los directivos, pues ni en 2011 o en 2013, cuando se ganó el FIBA Américas, se le solicitó un informe; ahora, no lo han contactado ni para eso. "El coach (Bill Cartwright) no tiene culpa de nada, pasaba por ahí, por México, y lo contrataron, lo importante era que Sergio Valdeolmillos no estuviera, eso era lo que les preocupaba, pero como hacen ellos, ya lo echarán y traerán a otro", declaró.

Molesto con el resultado, pues no tiene acercamientos con ningún equipo al tener contrato vigente hasta el verano de 2015 (incluyendo el Preolímpico de Monterrey y los Panamericanos de Toronto), expresó:

"A mí se me ha engañado en este verano en numerosas ocasiones, se me va pagando a cuentagotas, no se me ha pagado lo del año pasado. Me refiero también a las declaraciones que dicen que yo no quiero pagar impuestos; yo soy una persona civil y honrada. Yo pago mis impuestos en mi país. Justificaré cómo está firmado mi contrato y por queé está firmado así. Cuando trabajas en el extranjero se cobra el neto, no el bruto, porque yo hago las declaraciones en mi país".

Reconoció la intervención de Carlos Padilla, titular del Comité Olímpico Mexicano, quien arregló su situación contractual, por eso se dirigió a él. "Le he escrito una carta a Padilla a los tres días, del por qué comentaba esas cosas, y le decía que teníamos que hablar; yo he buscado a la persona que me ha contratado, y me ha negado esa respuesta".

El ex coach nacional y de los Halcones de Xalapa sabe que la intervención de las autoridades del deporte fue clave para este ciclo, aunque era su responsabilidad hacerlo. "Evidentemente ha habido apoyo institucional, porque de no haber apoyo del COM y de la CONADE no podríamos haber ido al Mundial, pero en cualquier país el apoyo institucional se presupone, tampoco tenemos que dar las gracias porque los políticos apoyen a su equipo".

Sostiene también que Modesto Robledo, presidente de ADEMEBA (Asociación Deportiva Mexicana de Baloncesto), no tomó responsabilidad del grupo sino hasta Barcelona, ciudad donde coincidieron en el hotel sede. "Yo no me reuní con él, me lo encontré y por ética doy los buenos días y las buenas tardes. Él me dice: 'eres un buen entrenador, ya has ganado todo con México, lo mejor que puedes hacer es irte porque en México no vamos a cambiar'; yo iba con mi esposa y mi hija, y ése es el recibimiento que nos dan los federativos", compartió.

Entre las demandas, estaba una mejor planeación, para evitar molestias a los jugadores, pues explicó que por su estatura, muchos no pueden viajar en cabina económica y no pedían primera clase, sólo la posibilidad de documentar con tiempo y ocupar las filas de salida de emergencia, donde hay más espacio; "hay poca capacidad de reflexión, hay cosas que no son de dinero. En el deporte profesional no se puede hacer todo en a la última hora".

Al final, Valdeolmillos reconoció que Cartwright no tiene nada que ver con su despido, y por el bienestar del baloncesto en México espera que el grupo de jugadores que conjuntó logre la clasificación a Río de Janeiro 2016.

LA VERSIÓN DE VALDEOLMILLOS

  • Tenía contrato hasta los compromisos de 2015 (Preolímpico y Panamericanos).
  • Se le adeudan viáticos de la gira previa al Mundial.
  • Nunca le pidieron informes después de un torneo.
  • No le han informado sobre su despido.
  • Envió un correo a Carlos Padilla, presidente del COM tras la eliminación, y no recibió respuesta.
  • Prepara sus argumentos legales para pelear la recisión de contrato.