El Real Madrid de Ayón no pudo en Brasil ante Baurú

En el primer duelo de la Copa Intercontinental de basquetbol, el equipo merengue perdió 91-90, a pesar de una actuación destacada del mexicano

Gustavo Ayón vivió la caída ante Baurú
Gustavo Ayón vivió la caída ante Baurú (EFE)

Sao Paulo

El brasileño Baurú, con un sufrido 91-90 a cuatro segundos del final, se impuso al favorito Real Madrid en el primer partido de la Copa Intercontinental de Basquetbol, que enfrenta en Sao Paulo al campeón de la Liga de las Américas y al monarca de la Euroliga.

El calor que por estos días vive la mayor ciudad suramericana, con 35 grados centígrados de promedio, no impidió que los equipos se entregaran en el máximo coliseo deportivo de la ciudad.

No obstante, el primer cuarto fue más de estudio y observación por parte de europeos y suramericanos.

Como era de esperar, la hinchada local no paró de animar al equipo de Baurú, una tradicional ciudad baloncestística del estado de Sao Paulo, a unos 330 kilómetros de la capital regional y desde la cual llegaron varios autobuses con aficionados.

Las primeras canastas del primer partido de la serie a dos fueron para los dueños de casa, pero luego el favoritismo del laureado equipo español, ganador cuatro veces del torneo (1976, 1977, 1978 y 1981), comenzó a imponerse con una actuación destacada del mexicano Gustavo Ayón.

El primer cuarto terminó con ventaja de 19-22 a favor de los dirigidos por Pablo Laso.

En el segundo cuarto, el equipo anfitrión dio un acelerón y llegó a remontar el marcador con ocho puntos seguidos y ninguno del Real Madrid, llevado de las manos del experimentado base Alex García, exjugador de la liga norteamericana (NBA), en la que defendió a los San Antonio Spurs y al New Orleans Hornets.

Pero el Real Madrid no se desesperó y volvió a tomar la ventaja para terminar la primera mitad del partido con un 30-37, después de un 11-15 para el segundo cuarto.

En el tercer cuarto el quinteto madridista aumentó la ventaja y parecía que iba a sentenciar fácil el partido, pero los de casa, con una seguidilla de puntos triples del exmadridista Rafael Hettsheimeir, acortaron para un emocionante 29-25 (59-62 en el global) y levantaron de nuevo los ánimos en los graderíos.

En el último y emocionante cuarto, el base local Ricardo Fischer y el relevista Leo Meindl, sumados a Rafael Hettsheimeir, fueron los pilares para mantener vivas las esperanzas del Baurú, que luchó hasta el final y con un 32-28 para el período, con la última cesta de Fischer, sentenció el partido 91-90 para delirio de la afición.

El mayor encestador del Real Madrid fue el estadounidense Jaycee Carroll (18), mientras que por el Baurú, con sus certeros lanzamientos de tres puntos, se consagró Rafael Hettsheimeir (27).

El próximo domingo se disputará el segundo y definitivo partido en el que el Real Madrid buscará aprovechar la ventaja y alzarse con el quinto título del torneo, después de 34 años de haber conquistado el último precisamente en el mismo Pabellón de Ibirapuera, cuando la edición de 1981 se disputó bajo el formato de Mundial de Clubes.