La fiesta navideña de la NBA

La liga estadunidense de basquetbol ha hecho de la Navidad una de las fechas más importantes en su calendario regular, al programar duelos altamente atractivos para los fans

El duelo entre los Warriors y los Cavs protagoniza la cartelera navideña de la NBA
El duelo entre los Warriors y los Cavs protagoniza la cartelera navideña de la NBA (AP)

Ciudad de México

Los fanáticos que quieran ver un nuevo capítulo de la rivalidad entre Golden State y Cleveland no deberán perderse el duelo navideño protagonizado por LeBron James y Kevin Durant (la estrella Stephen Curry está fuera de acción por lesión). Para quienes busquen algo nuevo, la cartelera del 25 de diciembre tiene también algo que ofrecer.

Se trata de un reparto multiestelar, en el que desde luego destaca la reedición de las últimas tres finales de liga.

Pero en el comienzo de la jornada será posible ver a Joel Embiid, Ben Simmons y Kristaps Porzingis. Y en el cierre estarán sobre la cancha Lonzo Ball, Kyle Kuzma y Karl-Anthony Towns.

Así, el espectáculo de este año no solo representará una oportunidad de ver a los grandes astros, sino a los que podrían unírseles muy pronto en esa categoría. Los que serán los ídolos en las próximas navidades.

“Lo están haciendo por su talento. Hay talento y jugadores que pueden ser atractivos, así que comprendo por qué han elegido a estos equipos”, comentó Vince Carter, veterano de Sacramento.

Alguna vez, la jornada navideña era una especie de presentación formal de la campaña de la NBA ante el público. Muchos prestaban atención al basquetbol apenas en esta fecha, en momentos en que estaba por llegar a su fin la temporada de NFL.

 Jeff Van Gundy, analista de la cadena ABC, figuraba entre quienes habían dicho que la NBA debería tomar en serio la posibilidad de comenzar su campaña en Navidad, a fin de no quedar ya eclipsada por la NFL.

Pero la NBA podría aprovechar la Navidad para celebrar su popularidad creciente. Los niveles de audiencia combinados en ESPN y TNT se han elevado 21% esta temporada. Los partidos han promediado 1.9 millones de televidentes, incluso antes de la época en que suelen conseguirse cifras incluso mejores.

ESPN afirma que sus niveles de audiencia son los segundos mayores que ha registrado a estas alturas de una campaña, solo detrás de la 2010-11, la primera de James en Miami. Van Gundy se mostró un tanto sorprendido.

“No sé qué quiere decir esto, pero sí tenemos un montón de jugadores jóvenes realmente buenos”, comentó. “Tenemos una dinastía en ciernes, con Golden State, un equipo que trata de desafiarlo en su propia conferencia o un par de equipos, que son San Antonio y Houston. Y LeBron sigue impresionando”.

Todos los equipos mencionados por Van Gundy jugarán el lunes, salvo los Spurs. Pero como suele ocurrir en Navidad, lo importante son las estrellas y no los equipos.

Carter era uno de esos jugadores a quienes los fanáticos no se cansaban de ver en el comienzo de su carrera, una época en la que no era posible contratar un servicio para ver todos los partidos de la liga ni podían buscarse las mejores jugadas en internet.

Hubiera sido el jugador perfecto para incluir en una cartelera de Navidad. Pero en aquel entonces, la NBA realizaba sólo dos o tres partidos en esa fecha, y los Raptors de Toronto aparecieron solo una vez en un encuentro navideño.

Este será el décimo año consecutivo en que se realizarán cinco partidos en Navidad. Y dado que una tercera parte de la liga tendrá acción, crecen las oportunidades de que todos los aficionados encuentren algo interesante. Casi todos.

Van Gundy esperaba que la función incluyera a los Bucks de Milwaukee y a su astro griego, Giannis Antetokounmpo.

“Debería grabarse siquiera un entrenamiento de Giannis, pues es tan bueno que merece recibir algo de publicidad en Navidad”, comentó Van Gundy.

Quizá será el año próximo.