México, cierre perfecto en FIBA Américas 2015

Los pupilos de Sergio Valdeolmillos derrotaron 78-63 a Uruguay en la última jornada de la primera fase y se fueron invictos en el Palacio de los Deportes 

Ciudad de México

La selección mexicana que dirige Sergio Valdeolmillos terminó invicta su participación en la primera fase del torneo FIBA Américas 2015 al vencer 78-63 a Uruguay y mantener la posibilidad de conseguir un boleto a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

La lesión de Orlando Méndez obligó al primer ajuste en el cuadro titular del entrenador español, que repitió con Gustavo Ayón como centro, Héctor Hernández como delantero de poder, Juan Anderson Toscano como delantero bajo y Jorge Gutiérrez como armador, pero Paco Cruz tuvo su primer inicio como guardia tirador.

Fue una primera mitad muy peleada, el equipo celeste jugó con la misma intensidad con la que su entrenador Adrián Capella gritó los 40 minutos desde la banca.

La orden era incomodar en todos los disparos y no dejar con un solo hombre a Ayón en la pintura, pero el centro mexicano los estuvo superando, hasta que entró de cambio Reque Newsome para hacerle competencia en lo físico.

El equipo de Valdeolmillos mantiene las ofensivas largas, con el ritmo de juego que le conviene para conservar a los rivales debajo de los 80 puntos; controlaron el marcador durante casi todo el partido, con excepción del cierre del primer cuarto, cuando los uruguayos tomaron ventaja de 16-14.

Sin Méndez Valdéz, quien salió sin uniforme, pues todavía se desconoce la gravedad de su dolencia abdominal, la fisonomía del equipo cambió, el coach optó por jugar la mayoría del segundo cuarto sin un guardia tirador natural al mantener a Jorge Gutiérrez junto a Paul Stoll, en los postes; Ayón y el 'Virito' Hernández estuvieron alternando la carga de trabajo y el chihuahuense tuvo una gran primera mitad de 15 unidades.

Marco Ramos entró a jugar como sus rivales: mucho contacto físico y ese intercambio en el que el jugador de los Halcones Rojos de Veracruz normalmente no se raja. En consecuencia, se metió rápido en problemas de faltas.

Para el descanso, México tenía de nuevo el juego bajo control y ganando 38-27. Así llegaron al fin los minutos de descanso para Ayón, quien fue, como siempre, participativo con robos, rebotes y salió como líder anotador, con 16 unidades antes de ser reemplazado por Adrián Zamora, quien jugó sus primeros minutos en el torneo y aprovechó para aportar con dos encestes.

Uruguay recortó a menos de 10 puntos cerca del final y Valdeolmillos optó por mandar de regreso a Hernández y Ayón (quien terminó con 23 puntos y 14 rebotes) a la duela, junto a Stoll, Gutiérrez y Cruz para recuperar la ventaja perdida y se logró el objetivo, pues en un par de minutos volvieron a despegarse y cerraron con otra fiesta para los asistentes en el Palacio de los Deportes.

Al terminar en el primer lugar de su sector, México decidió jugar en este orden: domingo 6 de septiembre contra Puerto Rico; lunes 7 contra Venezuela; martes 8 ante Canadá y miércoles 9 contra Argentina.