Doncic y Rudy acaban con la maldición del Real Madrid

Gustavo Ayón y Felipe Reyes fueron un apoyo fundamental a lo largo de los primeros minutos al dominar el tablero de su oponente

Real Madrid vence y rompe su maldición
Real Madrid vence y rompe su maldición (Tomada de Twitter: @RMBaloncesto)

España

La gran actuación de Luka Doncic, con 17 puntos, 9 asistencias y 31 de valoración, y de Rudy Fernández, 14 puntos en los momentos importantes, el Real Madrid consiguió una importante victoria ante el Anadolu Efes por 78-80 que acaba con la maldición de Estambul.

La ausencia de Sergio Llull, por problemas en la rodilla, y las derrotas en las tres últimas salidas del equipo en Euroliga (dos de ellas en Estambul), sumada a la última en Liga Endesa a Sevilla, espolearon al Real Madrid en el inicio del partido.

Con Gustavo Ayón y Felipe Reyes especialmente enchufados en los primeros momentos y dominando los tableros, el Real Madrid mejoró la puesta en escena del Anadolu Efes con un 0-6 en menos de dos minutos.

Los turcos comenzaron a mostrar sus armas, primero con Cedi Osman y después con mayor contundencia con Brandon Paul y Derrick Brown, empatando el partido, 11-11, en el ecuador del periodo.

Los dos equipos demostraron su vocación ofensiva y finalizaron el primer acto con un 22-21 favorable al equipo otomano.

Los primeros minutos del segundo cuarto fueron un auténtico desatino, un correcalles en el que los dos contendientes pugnaron por ver quien cometía más fallos, tenía mayor precipitación y perdía más balones tontos.

El Anadolu salió más beneficiado con un 29-23 (m.12.30). Pablo Laso pidió tiempo muerto y pidió a sus jugadores más concentración y paciencia para encontrar soluciones arriba.

Rudy Fernández fue uno de los asideros del Real Madrid, al asumir responsabilidades anotadoras y liderar el trabajo defensivo que se contagió al resto de compañeros. Tras un cuarto muy igualado en el marcador, el trabajo del Real Madrid le llevó a volver a tomar la delantera en el luminoso casi al final, 36-37, los mismos guarismos con los que se llegó al descanso.

La intensidad defensiva de los turcos en la continuación desembocó en una locura arbitral que se tradujo en dos faltas antideportivas para Reyes y Ayón, que además fue la cuarta, y dos técnicas consecutivas para Laso y Rudy que se tradujeron en un 43-39 en menos de tres minutos de juego.

El Real Madrid intentó abstraerse de todo y hacer oídos sordos al éxtasis que se desbordaba desde la grada a la pista del Abdi Ipekci con una buena defensa para reorganizarse (46-45, min.25.15). Y 49-51 menos de un minuto después, tras la salida de Trey Thompkins, que igual que Jeffery Taylor, era duda por un proceso gripal.

Luka Doncic comenzó a deslumbrar con otra actuación impropia de un jugador de 17 años y en los últimos minutos se desató un frenesí triplista en ambos equipos que acabó con un 63-61 al final del tercer acto, con un parcial en los últimos diez minutos de 27-24.

El trabajo defensivo de Othello Hunter y la consistencia de Rudy permitieron al Real Madrid volver a tomar la delantera con 63-66 (min.32).

El Anadolu volvió a tomar las riendas del partido hasta que Doncic con cinco puntos seguidos puso un 75-78 a falta de dos minutos para el final.

El Real Madrid supo jugar esos minutos de presión máxima, con Doncic a los mandos, y con la victoria por 78-80 acaba con la maldición de Estambul.