Los Warriors, a priorizar título

Una campaña de 73 victorias no vale nada si no se termina con un título; al aparecer Golden State por fin entendió 

Los Warriors, favoritos en la Conferencia Oeste de la NBA
Los Warriors, favoritos en la Conferencia Oeste de la NBA (Reuters)

Ciudad de México

Con la llegada de Kevin Durant a los Warriors de Golden State, los dubs buscan cimentar una tiranía despótica y en el papel, deben lograrlo. Tras una temporada en que tuvieron la mejor actuación de un conjunto en temporada regular al conquistar 73 victorias, el resultado fue amargo, pues las lesiones decimaron a su conjunto que jugó demasiados minutos buscando superar a los Bulls de 1995-96 por el mejor récord de campaña regular.

El gran reto para Steve Kerr, coach de Warriors, será hacer que en una quinteta aporten los dos últimos MVP`s de la NBA para fundar una potencia sin precedentes. Durant, sin anillos de campeón, se ha preparado arduamente para encajar en el esquema del coach Kerr. Si los de La Bahía fallan, será la más grande decepción en la historia de la NBA.

Los Clippers de Los Ángeles son el único equipo de la división capaz de oponerse a Warriors y con la agencia libre de Chris Paul al fi nalizar este ciclo, parece el último turno para que los angelinos consigan su primer título; lo hacen presentando el mismo equipo del año anterior y esperan que Paul y Blake Griffi n no queden fuera por lesiones como la campaña anterior. Lakers, Phoenix y Sacramento no tienen con qué retar el poderío de Warriors y Clippers.

EQUIPO A SEGUIR

Tranquilamente todos los juegos de los Warriors prometen ser un espectáculo. Después de todo, este es el conjunto que popularizó con su alineación de la muerte, el small ball que ahora casi todos los equipos quieren practicar. El ver cómo adaptan a su sistema, encabezado por Stephen Curry y Klay Thompson, -los dos tiradores de tres más peligrosos del planeta- a un delantero tan vanguardista como Durant promete ser televisión de prime time.

¿A SORPRENDER?

El talento del delantero de poder de los Kings no está en duda, pero sí su estabilidad emocional. Los Kings apelan a la formación de un gran equipo futuro con Cousins a la cabeza como el jugador franquicia. Si el delantero sigue el consejo del mismísimo Kobe Bryant, y se dedica a jugar, el versatil Cousins puede ser hasta candidato a MVP, su set de habilidades nadie lo tiene en NBA. de lo contrario, solo traerá un año más de amargura a los Kings.

EL MEJOR COACH

El ex jugador tiene una forma especial de comunicarse con sus dirigidos y sabe lidiar con los egos. De su staff ya salió Tyronn Lue, actual coach campeón con los Cavaliers, pero Rivers jamás pudo encontrar una fórmula para detener a Golden State la pasada campaña. Listo a escribir su nombre al lado de los mejores en el negocio, el también campeón con Boston en 2008 tiene credibilidad y liderazgo para convertir a los Clippers en el equipo a vencer.

LA ESTRELLA

Blake Griffin empañó su carrera cuando un incidente con un miembro del staff de Clippers finalizó marginándolo de la competencia, con castigo del equipo y una lesión en la mano que lo limitó a 35 encuentros y rumores de que sería traspasado. Este ciclo es una nueva oportunidad para Griffin y ahora con la tutela del retirado Kevin Garnett, es tiempo de que muestre su liderazgo y convierta a los Clippers en una potencia.

NOVATO A LA ALZA

La segunda selección global de los Lakers, Brandon Ingram, es la apuesta de la franquicia angelina de una estrella que tome el lugar de Kobe Bryant, nada menos. Con una colección de jóvenes como D’Angelo Russell, Jordan Clarkson y Julius Randle (por fi n sano) para apoyar a Ingram, los Lakers tienen un plantel que dará satisfacciones a su afición, pero en la NBA no se puede ganar solo con jugadores jóvenes. Acceder a los playoff s parece muy complicado.

COACH EN LA MIRA

Si bien los Suns parecen no solo rumbo a la obra negra, sino a la mudanza a otra ciudad, no quiere decir que la gerencia tolere una campaña de derrotas históricas al coach mexicoestadunidense Earl Watson, quien tiene por delante un calvario en un equipo que parece condenado a ocupar el lugar que ocuparon los Lakers los últimos tres años: el sótano. Es probable que Suns sacrifique esta campaña buscando mejor posición en la Lotería.