La evolución tendrá que esperar

En casi un mismo año cuatro de los mejores movedores de la liga sufrieron lesionesposiblemente relacionadas a sus explosivos estilos de juego

 

Derrick Rose
Derrick Rose (Archivo )

Ciudad de México

Es claro por qué se mencionaba hace años que la posición de centro o pivot, iba a desaparecer. Llegó un momento en que la primera imagen que muchos tenían al pensar en un centro no era pensar en el dreamshake de Hakeem Olajuwon, sino en la altura obscena de Gheorghe Muresan(2:31) y Shawn Bradley (2:29). En los ya lejanos noventa parecían la respuestade la evolución de la posición y el futuro de la liga en sí mismo: el centro demás de siete pies con movilidad que asombrara por su altura.

 

Pudo interpretarse como la respuesta de muchos equipos al lema de entonces de quesin un centro dominante no habría título NBA, y todos pensaban en conseguir alos nuevos Olajuwon y Kareem Abdul-Jabbar, Moses Malone, Wilt Chamberlain,jugadores para afincar a su alrededor dinastías, pero la realidad eran losMuresan, Bradley, los Bryant “Big Country” Reeves.

 

Aún Portland cedió a la tentación en el draft de 2007 y en lugar de seleccionar a Kevin Durant, ante la posibilidad de dominar el juego como lo hizo ShaquilleO’Neal (el último centro en verdad dominante), seleccionaron a Greg Oden. Odenha jugado 60 partidos en seis años y no es la respuesta para el dominio denada.

 

Otro espejismo que se evaporaba en la NBA.

 

El nuevo espejismo

 

Enlos últimos años el espejismo más notable es el movedor de bola que en muchos evoca una especie de Kevin Johnson versión 2.0, ese movedor atlético capaz de insultar a los centros y clavarles la pelota en la cara.

 

http://www.youtube.com/watch?v=v-8c4zD40fg

 

Johnson(1987-2000) clavó su bandera en la cima del monte Robinson, Olajuwon, Ewing yposiblemente de haber existido en este presente, hubiera avergonzado a DwightHoward, Roy Hibbert, Marc Gasol, Andrew Bynum. Era una visión del futuro que a finales de los ochenta parecía anunciar la evolución de la posición de point guard, pero no mucho después, el hoy alcalde de la ciudad de Sacramento había dejado de retar la gravedad y optado por un estilo que lo mantuvo en la liga hasta 2000.

 

Su clavada sobre Olajuwon es la número siete en la lista de las clavadas en la cara más bestiales, según la cadena ESPN.

 

http://www.youtube.com/watch?v=epoqTYDzsDU

 

Kevin parecía haber vuelto, o reencarnado, como el Jugador Más Valioso de la campaña 2010-2011,Derrick Rose. Rose se labró una reputación como un supremo retacador. O como RussellWestbrook con una explosión que ni el propio jugador y coach retirado, y hoy analista de ESPN, Hubie Brown, soñó alguna vez que vería en acción. O RajonRondo, que también desconcierta por su atleticismo y capacidad para separarse de la duela y ponerle “un clavo” al ataúd del rival, o pernoctar en la pintura en formas y ángulos que no parecían posibles.

 

Estilos de juego de armadores que se basan no solo en ese despegue, sino en osar entrar al aro arriesgándose a los contactos más violentos del baloncesto. Es como el adagio, “el cielo es para los pájaros”, ¿entonces porqué estos jugadores dejarían su elemento para tentar a la suerte? Y la zona pintada no en balde era el territorio de gigantes como Dikembe Mutumbo, al que le encantaba moverles el dedo a esos liliputienses cuando intentaban entrar a sus dominios y los bajaba de su nube.

 

En el reino deRose

 

http://www.youtube.com/watch?v=f8SKsISS9ZM

 

Corteal inicio de esta campaña, en la que vivimos las secuelas de la lesión que dejófuera a Rose por un año entero y al formidable jugador le ha costado volver asu estatura de point guard indiscutible del Este. La más reciente decaída, un tendón de la corva inflamado que lo tiene en constante evaluación de los doctores.

 

En su primer juego de temporada regular, Rose hizo una acrobática dejada, aunque lejos de su tradicional clavada a dos manos con el aro casi llegándole a lacabeza, y en el aterrizaje, claramente mantuvo su rodilla a cuidado del impacto al caer a tierra. La tecnología médica ha avanzado enormidad, esa lesión de los ligamentos de la rodilla en otros tiempos era considerada una sentencia de muerte para la carrera del atleta profesional, y las modernas técnicas y cirugías han alargado carreras a pesar del ritmo brutal que soportan los equipos de la NBA.

 

Es casi seguro que Derrick no volverá a tener ese juego tan único, como después de un tiempo el mismísimo Vince Carter dejó de retar a la gravedad y comenzó adesarrollar un juego que extendiera su carrera; con altibajos, pero el famoso Vinsanity sigue en la liga. Un juego tan explosivo como el de Rose solo es posible en los primeros años, después los fuegos artificiales deben apagarse irremediablemente. Por su propio bien.

 

Lo que hacía Rose en los primeros dos años de su carrera con los Bulls de Chicago parecía contra natural e incluso en estos días, en las actitudes de su entrenador Tom Thibodeau, se refleja una inquietud porque Rose, –de hecho–, no vuelva a la temeridad sin paralelo deantes, a pesar de que los fans se sentirán tristes. La NBA es adaptación y eso es lo siguiente que debe dominar Rose si quiere ser una leyenda.

 

Rose parece en la actitud de compensar la larga espera de sus fans, Adidas, la marca de tenis que lo patrocina, incluso sacó promocionales siguiendo su dura rehabilitación y él perdió todo un año porque no quería regresar a medias,quería regresar con la misma explosividad y parada en dos puntos que lo vuelven el último dodo de los movedores de bola.

 

En una mala racha

 

http://www.youtube.com/watch?v=1DDcE--EqUk

 

Y si en casi el mismo lapso de tiempo se lesionan tres de los movedores más espectaculares e innovadores que ha conocido la liga en décadas, parece también un aviso de la madre naturaleza de que ese no será el camino evolutivo de la posición. Los point guards o guardias punto, son los iniciadores de la ofensiva, su tarea principal, e ideal, es armar el ataque y coordinarlo, al estilo quarterback en el futbol americano profesional, o del volante creativo delfutbol soccer, es el encargado de llevar a cabo la concepción del coach (suextensión en la duela), y hacer participar a los demás.

 

El fenómeno del movedor anotador, a algunos tradicionalistas, les parece más una corrupción de la posición original, de hecho muchos mencionan que tanto Rose como Westbrook y Deron Williams estarían mejor como escoltas anotadores, liberándosede la necesidad de no crear juego para los demás. De los movedores mencionados el único que prefiere la acumulación de asistencias (y en muchos casos parece que busca la asistencia para nutrir su estadística) es Rondo, el dos veces líder en asistencias, y ahí también tiene que ver el que sea un jugador con porcentajes modestos de tiro de campo y de tres puntos.

 

El líder de asistencias de todos los tiempos, John Stockton, compiló 15,806 asistencias en su carrera y siempre prefirió dar un pase para un compañero, (oponer una sucia pantalla subrepticia), que intentar el tiro. Su carrera duró 19años y sus logros no están siquiera cerca de ser superados por ninguno de los exponentes de la posición. El recientemente retirado, hoy entrenador de los Nets de Brooklyn, Jason Kidd, es el que estuvo más cerca de hacerlo luego deuna carrera también de 19 años. ¿A este paso Rose, Westbrook, Williams o Rondo durarán tantos años?

 

La posición es una de las más longevas que ha conocido la liga en su historia, pero estos jóvenes parecen empeñados en vivir rápido y morir jóvenes.

Es quizá la razón por la que uno de los más celebrados movedores de la liga, ChrisPaul, el prototipo de nuestra época del pure point guard, o movedor primordial e ideal, rara vez intenta llegar a esa tierra de gigantes y Chris sí que sabe clavar la pelota en el aro(modestamente), pero entiende su posición y no osa retar a la misma naturalezacomo los otros atletas mencionados. Paul es primero en asistencias en esta campaña y segundo en robos, dos estadísticas del dominio clásico del pure point guard.

 

 

Secuelas

 

http://www.youtube.com/watch?v=iheWKFQAJaE

 

Es un debate que involucra muchos aspectos, pero cuando otro movedor de elite,Williams de los Nets de Brooklyn, entrega una campaña aquejada de lesiones, lleno de dudas como la anterior, luego de ser tres veces All Star, se le acusa de baja de juego y el estado físico repercute en el estado mental, pues estos jugadores no pueden hacer lo mismo que hacían cuando gozaban de salud al 100%, y se les ha pagado para ello (y muy bien). Este año Williams volvió a lesionarse el tobillo y estará en constante revisión médica.

 

Llega el momento de preguntarse si no es tiempo para volver a las especializaciones y olvidar por un rato más esa panacea que trae consigo ese auténtico, irrepetible fenómeno de la naturaleza llamado LeBron James, que comenzó esa era en que volteamos a todos lados a buscar especímenes únicos y los queremos encontrar en todas las posiciones.

 

Por más que nos fascine ver a Westbrook en rompimiento y despegando para machacar el aro como si fuera un delantero de poder atrapado en el cuerpo de un armador,el impacto que ese tipo de jugadas tendrá a la larga en el físico del jugador acortará su carrera varios años.

 

Por que si bien Rose, Westbrook y Rondo representan un salto adelante en sus estilos de juego, es más probable que tal como la NBA paró su demanda de centros de más de siete pies cuando Yao Ming de los Rockets de Houston tuvo que retirarse debidoa sus lesiones, la era de los pointguards dominando la década sufrió un duro golpe cuando James y compañía(equipo que ni siquiera tiene un movedor puro y ni siquiera un centro en elsentido clásico), derrotaron en cinco juegos a Westbrook y a los Thunder deOklahoma City.

 

Westbrookse desgarró un menisco lateral de la rodilla derecha en una jugada desafortunada e intrascendente mientras era defendido por Patrick Beverly en el segundo partido de la primera ronda de los playoffs ante los Rockets de Houston.Y eso evitó que ayudara al Thunder en el resto de la postemporada.

 

Si se suma que Rondo estaba lesionado desde el 25 enero, Rose había optado por nojugar debido a la falta de confianza de su rodilla y Williams jugaba muy por debajo de las expectativas debido a lesiones en el tobillo izquierdo, cuatro de los armadores más espectaculares de la liga estaban fuera o limitados debido a lesiones, quizá ocasionadas por sus explosivos estilos.

 

Es curioso, Rose recomendaba a comienzos de esta campaña a Westbrook que se tomara el tiempo necesario para sentir confianza antes de volver a los despegues habituales, y Rondo anunciaba que se tomaría tiempo hasta estar mentalmente listo para volver a pisar la duela. Rose recibió críticas de muchos medios por no jugar en postemporada a pesar de que los médicos le habían dado luz verde para regresar y sus Bulls lo necesitaban urgentemente.

 

Westbrook quizá sea tan valiente como para retar todo lo anterior. El jugador que no había faltado a absolutamente ningún partido de su carrera, (ni prepa, ni universidad ni profesional), antes de su lesión del menisco, regresó el pasado tres de noviembre y ha devuelto al Thunder a la trascendencia, promedia 21.7 puntospor juego y 4.9 asistencias en los siete juegos que lleva, y en honor a la verdad, sin dejar de hacer nada de lo que hacía antes de la lesión. Pero también puede notarse que la lesión de un menisco de la rodilla no es tan grave como una rotura de ligamentos. Y el debate seguirá.

 

 

El milagro Peterson

 

http://www.youtube.com/watch?v=RCxPkvD-Y88

 

En los vestidores NBA se escucha mucho la hazaña de Adrian Peterson, el runningback de los Vikingos de Minnesota de la NFL que se lesionó los ligamentos anterior y medio cruzados de la rodilla izquierda, y ocho meses después ya había regresado a la actividad y no solo eso, sino que en la campaña 2012 finalizó como el líder corredor con 2,097 yardas terrestres.

 

¡Es la revolución! pensaron muchos. Peterson recurrió al cirujano ortopédico JamesAndrews y éste reconstruyó su rodilla, y el número 28 de los Vikings siguió un tratamiento de rehabilitación que fue el mismo que siguió Rose y que sigue ahora Rondo. Tanto Rondo como Rose recurrieron al mismo cirujano, el cual es ya una celebridad que también reparó la rodilla de Robert Griffin III, el elusivo quarterback de los Pieles Rojas de Washington, y apareció en el juego inaugural de los Redskins para apoyar a su paciente (y por qué no, publicitarse de algún modo).

 

Pero la realidad sigue siendo que ese tipo de lesiones, aún con los grandes avances médicos, tarda un año en sanar y cuando lo hace, no ocurre del todo, a veces requiere de otro año, y aún así es discutible si Rondo o Rose volverán a ser los mismos o si siquiera deberían intentarlo.

 

Los fans escuchan esas anécdotas para darse ánimos de cuándo podrían regresar ambos jugadores a su nivel, pero otro dato es fundamental, Peterson es un fenómeno de la naturaleza, quizá el mejor atleta que ha conocido la NFL y es corredor de poder, la posición de menor longevidad de esa liga. La de Peterson es una historia que por su excepcionalidad podría ir a un libro, es una en un millón. El mismo Peterson lo puso en palabras:

 

“Sé que con D-Rose la gente se ha metido para exigirle que vuelva antes de tiempo, porque yo puse el standard muy alto. Pero no todos los cuerpos sanan como el mío y no puedes sacar conclusiones que se apliquen a todos. El punto principal es que los cuerpos de todos no sanan de la misma forma,” dijo el corredor como parte de una campaña mediática en entrevista telefónica el año pasado.

 

Quizá sea una advertencia de la madre naturaleza para que los espectaculares movedores de la NBA del futuro no dejen su terreno, con los ojos fijos en los cortes de sus compañeros y los pies firmes en la tierra, por tratar de surcar los aires,dominios que quizás no les corresponden.