Valdeolmillos, se acaba la continuidad

El ex entrenador de la selección mexicana de basquetbol, termina un exitoso proceso de tres años donde logró calificar a México a un Mundial de la especialidad tras cuarenta años de ausencia 


Sergio Valdeolmillos, entrenador de la selección mexicana de basquetbol
Sergio Valdeolmillos, ex entrenador de la selección mexicana de basquetbol (EFE)

Ciudad de México

Sergio Valdeolmillos no es el mejor entrenador del mundo, pero sí el que necesitaba la selección mexicana. Desde su llegada en el 2011, remplazando a Pep Clarós, se adaptó, y sobre todo, aprendió a sacarle provecho a los jugadores que tenia elegibles.

México no puede pretender jugar como un equipo profesional o colegial de Estados Unidos, a pesar de la gran cantidad de mexicoamericanos y jugadores nacidos en México que jugaron basquetbol en la NCAA, el estilo europeo con mayor trabajo de perímetro y firmeza en el juego interior, es el que los puso al nivel de las potencias americanas como Puerto Rico o Argentina.

Valdeolmillos tiene un carácter que puede incomodar a muchos, es frontal y asume la responsabilidad de sus comentarios sobre jugadores o directivos. Al terminar el partido de Estados Unidos en el Mundial de España 2014, pidió respeto y habló sobre las carencias que vivieron los jugadores en el proceso.

Esa es la única razón por la que el Coach, subcampeón panamericano, campeón del FIBA América y el primero en dirigir un Mundial en cuarenta años, no seguirá al frente y se optará por una ex figura de la NBA, cuyo nombre estará siempre asociado al de Michael Jordan, pero que al día de hoy no conoce la infraestructura o talentos con el que contará para el proceso del 2014-2015.

La sorpresa en los medios, jugadores y seguidores del basquetbol es natural, pues de décadas de incertidumbre se rompe la continuidad lograda en los últimos tres años.

El coach español siempre fue realista, nunca vendió falsas esperanzas y cumplió objetivos que hubieran sido imposibles sin la conexión que tuvo con el grupo de jugadores encabezados por Gustavo Ayón. Aquí los menos culpables son ellos, que a pesar de las muchas problemáticas que encontraron en estos tres meses de preparación para el Mundial FIBA 2014 se comprometieron y clasificaron por primera vez a una segunda ronda.

El nuevo coach, Bill Cartwright tiene apenas un mes para recibir videos en su casa de Chicago y armar el equipo para los Centroamericanos, donde por no ser un torneo oficial de la FIBA no podrán estar los jugadores que militan en el extranjero como Ayón, (Real Madrid), Jorge Gutiérrez (Brooklyn), Héctor Hernández (Maccabi Haifa) y Román Martínez (Andorra).