NBA: Thunder 123-94 Knicks

Kevin Durant anotó 29 puntos, Russell Westbrook logró un "triple doble" apenas a la mitad del tercer periodo y el Thunder de Oklahoma City aplastó a los Knicks de Nueva York, que jugaron sin Carmelo Anthony

Thunder, con fuerza
Thunder, con fuerza (AP)

Ciudad de México

El duelo Durant-Anthony entre los dos mejores anotadores de la NBA no se cristalizó. Anthony sufrió esta semana un esguince en el tobillo izquierdo, y el Thunder se aprovechó de la situación durante el partido navideño y se llevó como regalo su décimo triunfo en 11 partidos.

La diferencia de 29 puntos fue la mayor conseguida en la historia por un equipo que juega como visitante en Navidad.

"Sólo sé que si jugamos como ahora, con una labor de conjunto, no habrá muchos equipos que puedan vencer al Thunder", dijo Westbrook, quien totalizó 14 unidades, 13 rebotes y 10 asistencias en lo que fue su primer triple doble de la temporada y el séptimo en su carrera.

Serge Ibaka añadió 24 puntos, fruto de 10 encestes en 14 disparos.

Amare Stoudemire anotó 22 puntos, su mayor cifra en la campaña, mientras que Tim Hardaway Jr sumó 21 por los Knicks, que carecieron también del armador titular Raymond Felton. J.R. Smith anotó 20 pero acertó apenas ocho de 22 tiros y abandonó la cancha en definitiva entre abucheos.

Sin Anthony, los Knicks simplemente no fueron rivales. No sólo tuvieron problemas con el Thunder, sino con las camisetas con mangas, una edición conmemorativa especial que vistieron todos los equipos de la NBA que participaron en la jornada navideña.

En dos ocasiones durante la primera mitad, Beno Udrih falló disparos, estrellando el balón en un borde del tablero. Tras errar el segundo, el jugador dio un tirón a la manga de su camiseta, como atribuyéndole a ésta los problemas del equipo.

Oklahoma City no pareció enfrentar dificultades con los uniformes. El técnico Scott Brooks dijo antes del partido que el Thunder no realizó una práctica formal con las camisetas, pero los jugadores habían hecho algunos disparos con las prendas.

"Lucen muy bien. Ojalá que podamos jugar bien con ellas", dijo Brooks.