Últimas semanas para los récords en la NBA

La NBA finaliza campaña regular y Golden State busca 73 triunfos; los Spurs ganar todos sus partidos en casa y Russell Westbrook la marca de triples dobles en un año

Stephen Curry
Stephen Curry (Reuters )

CIUDAD DE MÉXICO

Ha sido una campaña marcada por el dominio de los Warriors de Golden State, un auténtico equipo revolucionario que ante los alegatos de Scottie Pippen de que los Bulls de 1995- 96 los hubieran barrido, tienen ahora el 50% de oportunidad de superar su marca de 72 victorias.

El récord se convirtió en algo importante para la maquinaria bien aceitada del coach Steve Kerr, a grado tal de que el mismo estratega señaló tras la inesperada derrota en casa ante los Celtics de Boston, que pensar en el récord afectó su desempeño.

Los récords que se pueden romper en el final de la campaña están ligados y aunque no tienen repercusión, son termómetros importantes para playoffs.

Aunque San Antonio siempre ha sido un equipo que vuela bajo el radar, este año han tenido la mejor campaña de su historia y solo la histórica actuación de los Warriors ha evitado que los Spurs sean el equipo a vencer.

Su invicto en casa manda un importante mensaje para playoffs, pero San Antonio prefi ere, en el posible último año de Tim Duncan y Manu Ginóbili, lamer sus heridas, y olvidar por un momento el récord. Es algo inteligente, pues los Spurs ya han perdido en primera ronda de playoff s dos veces y esta vez sería un golpe mayúsculo.

El otro récord por romperse en los cinco juegos finales de campaña es el de triples dobles establecido por Magic Johnson en 1988-89, una marca que demuestra que Russell Westbrook pudo ser el MVP de esta campaña si Stephen Curry no fuera favorito unánime.

El movedor de Oklahoma City es uno de los jugadores de más impacto en la campaña y se espera que su actuación determine un buen playoff para el Th under. Pero no todas las marcas son honorables.

Los Sixers de Filadelfia intentarán por todos los medios ganar un partido para no igualar la marca de más derrotas en la historia de la NBA, de tal forma que el cierre de temporada no deja de ofrecer interesantes tramas.