Teman a la Barba de James Harden

Luego de su victoria ante los Cavs de LeBron, James Harden se convirtió en el favorito a recibir el trofeo MVP


James Harden, jugador de los Rockets de Houston
James Harden, jugador de los Rockets de Houston (Mexsport)

Ciudad de México

James Harden aceptó el reto de recibir la marca de LeBron James el domingo por la tarde, cuando los Rockets de Houston y los Cavaliers de Cleveland chocaron en un duelo que promete drama y emoción si es que se llega a dar en una Final de liga y el equipo de Harden escapó con una victoria, quizá la más notable en lo que va del año para el conjunto texano.

Harden consiguió una colada espectacular con 1: 43 por jugar en el tiempo regular, para colocar a los Rockets 98-95. El también líder anotador de esta campaña se pegó en el pecho con violencia para enfatizar su jugada luego de caer a la duela espectacularmente.

Y en la prórroga, colocó una asistencia a un desmarcado Patrick Beverley para un triple que terminó siendo decisivo cuando LeBron falló dos tiros libres que hubieran empatado el marcador en uno de los partidos más emocionantes que se han celebrado en lo que va de la temporada.

Un encuentro que dejó ver a un Harden dispuesto a todo para darle un triunfo a su equipo. El escolta de los Rockets se ha hecho de una gran reputación en la NBA al adaptar movimientos de otros jugadores a su repertorio.

21.4 PORCENTAJE de sus pases que da James Harden a Trevor Ariza, un especialista en tiros de tres puntos desde la esquina.

Así tomó el llamado euro-step, que consiste en fintar cambio de dirección en la dinámica de atacar el aro, de Manu Ginóbili, el astro argentino de San Antonio, y el extender el brazo mientras ataca para conseguir la falta, del dos veces MVP Steve Nash; mientras que su jugada rúbrica, que es dar un paso hacia atrás y tirar (stepback jumper), lo ha estudiado de Michael Jordan y Kobe Bryant.

En el resumen general, Harden ha conseguido destacar porque es un sueño para cualquier entrenador y algunos mencionan que su efectividad y capacidad para obtener puntos de muchas formas es el futuro del deporte de las canastas. Porque Harden asume la filosofía de su equipo, que consiste en tirar solo disparos de alto porcentaje.

El ejemplo claro es que logra 27.1 puntos por juego, pero solo intenta 17.6 tiros, y tiene una efectividad de 45% desde el campo. El grueso de sus puntos viene de sus penetraciones al aro. Harden ha efectuado ya 624 ataques a la canasta (10.8 por juego) con un porcentaje de 49.1 de efectividad.

17.9 PUNTOS en rompimiento rápido por partido los que logran los Rockets de Houston. Los terceros mejores de la NBA.

Y es que su estilo es como contar dinero, porque si no consigue los puntos fáciles bajo el aro, irá a la línea, donde anota 8.1 por juego. James Harden recuerda a la época de las estrellas en que la reputación del jugador se relacionaba al número de veces que iba a la línea.

De hecho, Harden redefine lo que es efectividad de tiro y si llegara a complicarse la jugada por dobles marcas o trampas al salir de las pantallas, que es como los coaches limitan su daño, es capaz de colocar asistencias de alto grado de dificultad o de crear el tiro con su ya mencionado step back.

Anota 2.6 triples por encuentro para un porcentaje de .381, lo cual es alto. Si además se tiene en cuenta que promedia 6.9 asistencias y 5.8 rebotes, Harden está en vía de ser el arma perfecta.

PERO…

 El mismo Harden ha admitido que para entrar en las conversaciones de mejor de la Liga, también tiene que hacerlo en el costado defensivo y es por ello que este año James ha añadido ese recurso a su juego. Es líder en la estadística de defensive win shares, que calcula el número de victorias que un equipo obtiene gracias a la defensiva de un jugador y además es tercero en robos, 1.9 por juego.

Para muchos lo que ayuda a Harden es la ausencia de Kevin Durant por lesión y de su conjunto Oklahoma City, como contendiente; pero si algo demuestra la presente campaña es que Harden es una superestrella y amenaza con serlo por muchos años.

LO SUSPENDEN POR PATEAR A LEBRON JAMES

La NBA anunció ayer por la noche que ha suspendido al escolta de los Rockets de Houston, James Harden por un juego sin paga por patear en la ingle al delantero de los Cavaliers de Cleveland, LeBron James durante la victoria de los Rockets en tiempo extra el domingo. Harden comentó tras el juego que no creía en que la Liga lo disciplinaría.

Ayer el líder anotador de la NBA no comentó nada con los reporteros. Los texanos viajan a Atlanta para el partido contra los Hawks el martes. El jugador expresó que la patada, que ocurrió en el tercer cuarto, fue más una reacción a lo que estaba pasando luego de que cayera a la duela al ser doble marcado por James Jones y LeBron.