Spurs y Timberwolves, en direcciones opuestas

Esta noche en la Arena de la Ciudad de México chocan losSpurs de San Antonio y los Timberwolves de Minnesota en el segundo juego decampaña regular que se disputa en el país; cada uno va por una ruta distinta

 

Ciudad de México

Esta vez el coach Gregg Popovich no cederá su lugar a ManuGinóbili para dibujar la última jugada. Hoy se disputará el partido de campañaregular entre San Antonio y los Timberwolves de Minnesota en la Arena de laCiudad de México; pero contrario a la última visita de los Spurs en 2010, estavez el argentino no definirá la estrategia para ganar, pues el partido no es deexhibición.

“No, esta vez será el coach (Gregg) Popovich, y es un juego muyimportante, creo que la Liga eligió un buen encuentro para traer a México”,dijo el sudamericano.

Ahora es en serio, con los dos equipos peleando porobjetivos distintos en una temporada sumamente competitiva en la ConferenciaOeste.

San Antonio va en camino a su decimoquinta campañaconsecutiva con 50 triunfos o más, y es el mejor conjunto del Oeste, igualadocon marca de 15-3 con Portland.

Del otro lado, las esperanzas de los Wolves de Minnesotaaumentaron con un inicio de 3-0 con la dupla de Kevin Love y Ricky Rubio sana,pero después de 10 derrotas en 16 juegos, necesitan hacer cambios urgentes.

“Este tipo de baja de juego lo experimentan todos losequipos, ahora debemos de intentar dejar este mal momento atrás y ganar mañana(hoy),” dijo Love, quien parecía un poco desmejorado debido a la altura de laCiudad de México.

Los Spurs evitaron su segundo descalabro en el AT&TCenter el lunes antes de volar al país. Fue un tiro de media de Tim Duncan elque les dio una gran victoria.

“Sí, creo que estuvo bien,” dijo el siempre inexpresivodelantero de la quinteta de Texas. Tienen un inesperado rival en los Blazers dePortland que el mismo lunes le dieron su segunda derrota de la campaña al mejorregistro de la Liga, los Pacers de Indiana, y con viejos conocidos comoOklahoma City, los Clippers de Los Ángeles y los Rockets de Houston amenazando decerca, parece que será un resto de campaña menos dominante para el equipo queha encabezado el Oeste en los últimos años.

Los Timberwolves han puesto todo su empeño en conseguir unade las ofensivas más explosivas de toda la Liga. Con Love y Kevin Martin entrelos 10 mejores anotadores de la NBA, Minnesota es tercero en puntos por juego(105.9) y con 17.0 es el sexto mejor equipo en unidades en rompimiento rápido, peroaunque al comienzo de la campaña esa estrategia funcionó, ahora sus rivales hanencontrado la forma de contrarrestarlo.

“Tienes entrenadores, scouts y analistas que se darán cuentade tus fortalezas e intentarán quitártelas, es su trabajo. Y el mío es encontraruna forma de que no lo hagan. Esto es la NBA después de todo”, mencionó RickAdelman, entrenador de los Wolves.

Y ante los Spurs, Adelman, el estratega de los Kings deSacramento de Chris Webber de la década pasada, una de las ofensivas más anotadorasque se recuerdan, tiene una solución para sus muchachos: “Tenemos que correr”.

Su rival esta noche ha ido perfeccionando su estilo a lolargo de 17 campañas con el coach Gregg Popovich, y paralelo a anotar más de100 puntos por noche, también practica la tercera mejor defensa de la Liga aldejar a los oponentes en 92.1 unidades.

“La NBA se trata de adaptación, si me preguntas sillegaremos a la Final lo único que te puedo decir es que solo pensamos enganarle a Minnesota mañana (hoy), es lo más importante y es lo que les digo (alos jugadores)”, señaló el entrenador Popovich.

En México no será nada distinto, con los Spurs intentandoque los jóvenes oponentes no sean los siguientes OKC de la Conferencia yamenacen su dominio.

“Son un equipo talentoso, y claro que los tomamos en serio,no hay días de campo ante equipos como ese”, comentó el movedor de San Antonio,Tony Parker.

En ese sentido, para los Spurs es clave que su trío deestrellas se mantenga sano, pues el objetivo sigue siendo llegar a la Final de laNBA y de preferencia si en ella está el Heat de Miami.

“Lo he dicho ya tantas veces, (lo que pasó en las Finales),es el mundo del deporte, así es y no puedes detenerte a pensar en lo que pudohaber sido, lo que importa es el ahora y solo puedo pensar en el juego enMéxico contra los Timberwolves”, expresó Parker.

Minnesota está en medio de la prueba más dura de principiosde la temporada, luego de una derrota en OKC el domingo, segundo partido ennoches consecutivas para ellos; hoy los Spurs, el próximo sábado en Minneapolistendrán que dar cuenta del campeón de la NBA, Miami, que registraba 10 victoriasseguidas antes de caer ante Detroit anoche.

El juego que se escenifi cará promete ser importante paralas aspiraciones de los Spurs buscando una oportunidad más para ganar el quintotítulo de la franquicia, y para los Wolves, que tienen potencial y deseandespegar.