Serbia se mete a cuartos de final

A pesar de que Grecia llegaba invicta a este duelo, los balcánicos se impusieron por 18 puntos

Serbia derrotó a Grecia y avanzó a Cuartos de Final
Serbia derrotó a Grecia y avanzó a Cuartos de Final (AFP)

Ciudad de México

Serbia se clasificó para los cuartos de final del Mundial de básquet tras ganar por 90-72 a Grecia, que llegaba imbatida al cruce, pero que capituló por su desacierto en el tiro (solo un 44%), sobre todo tras el descanso.

Los serbios llegaban a esta eliminatoria con las dudas provocadas por sus tres derrotas en la primera fase (ante España, Brasil y Francia), pero demostraron que son unos maestros a la hora de competir, cuando ya no hay margen para el error, y dominaron siempre en el marcador, para acabar rompiendo definitivamente el partido en el último cuarto.

En cambio, Grecia, que había ganado sus cinco partidos en la primera fase (incluida a Argentina), se quedó sin pólvora ante Serbia, uno de sus tradicionales rivales en Europa, aunque en esta ocasión la diferencia fue tan clara que, salvo un conato de enfrentamiento con el partido decidido, ni siquiera hubo espacio para la lucha subterránea.

El alero Bojan Bogdanovic fue el verdugo de los griegos, anotando 21 puntos, incluidos cuatro triples.

Aunque Serbia estuvo siempre por delante en el marcador, llegando a tener cinco puntos de ventaja en el ecuador del primer cuarto (15-10), los griegos aprovecharon los cuatro balones recuperados para mantenerse pegados en el marcador al final del primer parcial (23-20).

La igualdad continuó en el segundo cuarto. Los ataques se imponían claramente a las defensas y a cada intento serbio por despegarse en el marcador, con un porcentaje en el lanzamiento del 60% en el primer periodo (incluido un 5 de 9 en triples), respondían los griegos hasta llegar a colocarse durante unos segundo por delante en el luminoso (41-42, m. 19), aunque la reacción final de los balcánicos le llevó a tener cuatro de ventaja en el intermedio (46-42).

Dos triple consecutivos de Giannis Antetokounmpo y Nick Calathes colocaron de nuevo la igualdad en el marcador (50-50, m. 22), pero los griegos se colapsaron en ataque, con varias pérdidas de balón y mala selección de tiro que les llevó a lograr una sola canasta en juego en siete minutos.

Eso disparó a los serbios en el marcador, que pudieron abrir por primera vez en el partido un hueco superior a los 10 puntos (64-53, m. 29).

Los griegos trataron de reaccionar al inicio del cuarto definitivo, colocándose a 8 puntos (68-60, m.32), pero un triple de Bojan Bogdanovic sobre el final de la posesión fue el inicio del despegue definitivo serbio, colocándose con 20 de ventaja a cuatro minutos para el final (80-60, m. 36), que fueron 18 a la conclusión (90-72).