Valdeolmillos asume el reto del Preolímpico con México

El entrenador español inicia su segundo ciclo al frente de la selección mexicana de basquetbol y reconoce que existe una gran oportunidad de conseguir la calificación a Río 2016


CIUDAD DE MÉXICO


Con Sergio Valdeolmillos de nuevo en los planes de la selección nacional de basquetbol, el proceso que inició el ibérico y que entre otros logros llevó a México a un Mundial por primera vez luego de 40 años, se interrumpió cuando los directivos lo despidieron.

Cuando Alfredo Castillo tomó el mando de la Conade, inmediatamente trató de limar las asperezas que hicieron que la selección perdiera a uno de los timoneles más exitosos de los últimos tiempos, uno que había comprendido el funcionamiento y estilo de juego que pueden practicar los basquetbolistas mexicanos.

Con Sergio regresa el brillo que el deporte ráfaga adquirió al ganar la medalla de plata en los Panamericanos de Guadalajara 2011 y el oro en el Premundial de Venezuela 2013. El ibérico era necesario para volver a juntar al equipo, para que Gustavo Ayón, pieza fundamental del ensamble, regresara, convencido de que los malos manejos de los directivos no terminarían por arruinar las cosas, otra vez. Con dos compromisos por cumplir en menos de dos meses, Valdeolmillos reconoce que es una oportunidad inmejorable jugar el Preolímpico en tierras mexicanas e intentar conseguir la clasii cación a los Juegos Olímpicos de Río 2016. Pero es trabajo duro, y el camino por delante no se ha hecho más fácil.

¿Qué diferencias encontramos entre esa selección que ganó medalla de plata y la que ahora está entrenando?

Tengo un conocimiento profundo del baloncesto en México, mayor conocimiento de los jugadores, una  filosofía que está mucho más avanzada, una continuidad de los jugadores. No sé si eso irá paralelo a que los resultados nos acompañen, porque creo que las cosas se tienen que hacer con mayor anticipación. En cualquiera de los casos, vamos por el camino correcto.

-Se cumplirán 40 años de que México no va a unos JO y el Preolímpico se juega en nuestro país, ¿en qué ayudará el factor de la localía?

Después de todo el proceso que estamos viviendo, es la mejor oportunidad. Se juega en México, creo que hay una continuidad de jugadores y desde luego, dentro de las dei ciencias que podamos tener, es el mejor momento de intentarlo. Estamos muy ilusionados, sabemos que es difícil, pero no imposible. No me importa afrontar este tipo de retos.

-¿Se compromete a clasificar a México a Río de Janeiro 2016?

Estoy aquí porque este tipo de retos me gustan. Volví a México por muchas cosas que me identifican con este país, y luego, por otra cosa; no cualquier entrenador tiene la oportunidad de jugar un Preolímpico para ir a unos Olímpicos. Me parece un reto magnífico y precioso. Como me siento muy identificado con México y hemos conseguido muchas cosas, por supuesto que tengo un gran compromiso de intentar ver la posibilidad de ir a Río. Sería cumplir un ciclo excepcional.

-¿Guarda algún rencor contra las personas que influyeron en su salida?

Yo soy profesional y al final he conseguido mi objetivo, no digo de conseguir o ganar una batalla. Yo no hago batallas contra ellos, mis batallas van en la pista y contra los equipos siguientes. No tengo mucho que decir de ese tema y esas personas. Ustedes tienen que hacer una valoración en función de lo que ellos han dicho antes y estén diciendo ahora. Eso es lo que dei ne a una persona y lo que dicen cómo es y la credibilidad que puedan tener. No quiero sacar un problema más porque no vengo a hacer problemas, vengo a defender el baloncesto de México.

-Una de las razones de su despido fue un informe que nunca llegó. ¿Ha hablado con Alfredo Castillo para evitar problemas?

El informe es un pretexto. Nunca le han pedido informe de baloncesto a nadie. El informe está en los hechos y en los resultados. Alfredo no me ha pedido nada, lo que él pide es trabajo y responsabilidad. Si él quiere un informe, por supuesto que se hará. El informe, en cualquier caso está bien que se pida, son dos medallas de oro, una clasificación al Preolímpico, Panamericanos y Mundial. Es un gran informe. Sin tener que escribirlo, está ahí.

-¿Ha hablado con el titular de Conade sobre qué se tiene que mejorar en el basquetbol mexicano?

Para mí la gran sorpresa es que cuando empezamos a hablar del baloncesto mexicano y cómo poder resolver aspectos para su mejora, Alfredo Castillo está tremendamente informado de hasta la más mínima cuestión, lo cual me agrada. Creo que va en un sentido de querer arreglar las cosas y si es así, solo trato de ayudar. Yo no tengo algún interés de nada, simplemente trato de que el baloncesto de México crezca y que la imagen del jugador sea respetada.