El carácter de México

Luego de ir gran parte del partido abajo en el marcador, México tendrá otro partido complicado frente a la selección canadiense


Sergio Valdeolmillos, entrenador de México
Sergio Valdeolmillos, entrenador de México (Iván López )

Ciudad de México

Son seis partidos en fila que gana la selección mexicana de basquetbol, pero contra Venezuela, hasta el último cuarto estaban abajo en el marcador. Al final del encuentro, Sergio Valdeolmillos, entrenador de este representativo, destacó el carácter que mostró su equipo para poder salir invicto.

"La fortaleza mental que hemos tenido de ir por debajo en el marcador y saber competir (ha sido lo más importante). Tener la ambición de querer ganar el partido. Ha sido un partido de muchos contrastes, sobre todo la primera parte que no entrábamos y nos sentíamos desbordados", dijo el español.

Su próximo partido será contra Canadá, quien cuenta con nueve jugadores que militan en la NBA y se han mostrado superiores en los duelos de la segunda fase, ganando por más de 20 puntos.

En tono de broma, Valdeolmillos contó que va ser un duelo sencillo para sus jugadores: "Yo creo que a Canadá le vamos a ganar fácil, de 20 o 30 cuando menos, no va ser problema".

Teniendo al Palacio de los Deportes a su favor y con los medios a su alrededor, la selección mexicana de basquetbol ha tenido una presión que antes no han sentido, pero espera que baje en el partido contra la selección canadiense.

"Ha sido desgastante, tanto física como mentalmente, aunque yo creo que mentalmente nos va afectar menos. Salir de un partido tan complicado, va ser positivo", aseguró el nacido en Granada, España.

Esa presión, también se ha visto reflejada en el pilar del equipo mexicano, que es Gustavo Ayón y en el duelo contra la vinotinto lució desesperado, permitió rebotes ofensivos y su productividad no fue la de partidos anteriores.

"Gustavo tiene la presión de que está jugando todos los días en México y que quiere que todos los días salga bien, y Gustavo es persona, como todos. Lo que tengo hacer entender a Gustavo que puede tener malos días como cualquiera y que no se presione porque tenga uno", refirió Sergio.

Ahora, el coach de México tendrá que hablar con él para que eso no le afecte contra la selección canadiense. "Lo que hay que hacer es generarle tranquilad, sosiego, paciencia; no estaría igual de presionado si jugara el campeonato en otro lado, esos son los convenientes de esto. Él es el estandarte del equipo y le afecta esa presión", finalizó Valdeolmillos Moreno.