Ellos no se preocupan por nosotros

Para Sergio Valdeolmillos, el equipo de Estados Unidos tiene tantas ventajas que saldrán a explotar sus virtudes y no a preocuparse por algún jugador mexicano

MÉXICO VS EU: VALDEOLMILLOS (Carlos Contreras Legaspi)

Enviado Gran Canaria

Los jugadores y entrenador de Estados Unidos se mostraron respetuosos de México, su rival en octavos de final, todos destacaron el aporte de Gustavo Ayón y Jorge Gutiérrez, pero para el coach nacional Sergio Valdeolmillos, son un equipo tan confiado de sus capacidades que no necesita aplicarse ante uno solo de sus rivales.

"De lo que he visto hasta ahora, no se enfocan en nadie, se enfocan en ellos mismo, creo que están muy por encima, entonces se enfocan en hacer las cosas que ellos quieren hacer, pero como hay tanta desigualdad no se enfocan en defender a un jugador o dos jugadores del equipo contrario", respondió el español ante la pregunta sobre si le preocupaba la marca sobre Ayón.

Pero el estratega tricolor destaca más el trabajo que hacen todos en la recuperación de los tableros, "su porcentaje de tiros no es bueno, pero a nivel de rebote ofensivo y de segundas opciones y su porcentaje de toros de dos después del rebote ofensivo es buenísimo, eso quiere decir que todo el equipo trabaja al unisono y sabiendo lo que quieren hacer", agregó.

A pesar de que el partido se presenta como una situación en la que México no tiene nada que perder ante el equipo más peligroso del torneo trabajo en lo mental con los jugadores para que mantengan la intensidad los 40 minutos, "relajados no podemos jugar, porque nos pasan por encima. Tenemos que tener tensión y concentración porque si o os tiros no serán buenos y no serán buenas decisiones. Para mi es enigmático, nunca he jugado contra Estados Unidos, los jugadores tampoco y al ser la primera vez tampoco sabes lo que eres capaz de hacer por eso hay que salir lo más valiente posible y en un buen nivel de concentración para afrontar ese partido", consideró el entrenador que dirige el partido más complicado desde que llegó al banquillo de la selección mexicana en el 2011.