Bill Cartwright, estrella de los Bulls

El nuevo entrenador de la selección mexicana de basquetbol, es recordado por sus grandes temporadas junto a Michael Jordan en el equipo de Chicago 


Bill Cartwright, ex jugador de Chicago
Bill Cartwright, ex jugador de Chicago (Foto Especial )

Ciudad de México

Luego de la salida de Sergio Valdeolmillos, James William "Bill" Cartwright, tomará las riendas de la selección mexicana, el ex jugador de la NBA es recordado por pertenecer a la época ganadora de los Bulls de Chicago que comandaba Michael Jordan.

A Mr. Bill no lo intimidaban con facilidad. Sin llegar a ser una estrella de tiempo completo (asistió al Juego de Estrellas de 1980), Bill Cartwright asumió el rol de soporte que le designaba su entrenador en turno, y perfeccionó ese estilo rudo con el contrato en los Knicks de Nueva York.

Cuando pasó a los Bulls de Chicago, acompañó al grupo que le dio el tiro de gracia a la era de Magic Johnson y los siguió hasta el primer threepeat (1991, 1992,1993) del equipo conducido por Michael Jordan.

Cartwright, recordado por su poco ortodoxo estilo al tirar de línea, pudo ver cuando llegó a Chicago que ese equipo era en verdad algo especial, su hogar.

"Creo que lo más importante, es que Michael era una abeja obrera y el equipo también trabajaba duro, aparte de las cualidades físicas también éramos unos trabajadores consumados, en el periodo entre campañas trabajábamos realmente duro, sabíamos cuáles eran las debilidades de nuestro juego, nos fortalecíamos, trabajábamos en el tiro y a lo largo de la campaña hacíamos exactamente lo mismo", mencionó Cartwright en una conferencia ofrecida en la Ciudad de México.

Al terminar su periodo con Chicago, en 1994 emigró como agente libre a los Sonics de Seattle, equipo donde vivió su retiro como jugador profesional.

Tras su retiro, Bill aceptó el cargo de entrenador asistente en Chicago, donde obtuvo el título en 1997 y 1998. Posteriormente, asumió el cargo de entrenador principal, donde no obtuvo los resultados esperados y fue cesado en el 2003.

Ahora llega a la selección mexicana con la encomienda de superar lo logrado por Sergio Valdeolmillos, quien calificó al conjunto mexicano al Mundial de la especialidad luego de 40 años de ausencia.