ENTREVISTA | POR ALEJANDRO JIMÉNEZ AGUILAR

Sandra Córdova Responsable de basquetbol femenil en el ITESM campus Laguna

Con 25 años como instructora, Sandra Córdova, ha logrado plasmar en las duelas su enseñanza hacia generaciones de jugadores.

“Hay entrenadores que se van a lo fácil”

Sandra Córdova, inició como tutora en Educación Física.
Sandra Córdova, inició como tutora en Educación Física. (Especial)

Torreón, Coahuila

Inició como tutora en Educación Física, pero ya tiene 20 años como responsable en el basquetbol femenil del ITESM en sus tres niveles Secundaria, Preparatoria y Universidad.

Para quienes saben de basquetbol a nivel local y conocen a Sandra Córdova, saben de su fuerte carácter dentro y fuera de la duela, es exigente y nunca conformista.

¿Con qué tipo de jugadoras le gusta contar?
En mis grupos me gusta contar con gente disciplinada y al mismo tiempo hay que saber tratar a cada individuo por igual y saber detectar sus fortalezas y debilidades, es por eso que suelo desarrollar en ellos tres valores muy importantes, afectivo, cognoscitivo y motriz.

¿Por qué se juega más futbol, que otras disciplinas?
Por falta de conocimiento, es la desventaja de que el futbol es más sencillo de jugarlo ya que solamente debes tener un balón y dos pares de piedras y ya haces tú cancha, hay disciplinas como el básquetbol que requieren de mayor atención por parte de toda la sociedad y esto suele ocurrir desde esa edad temprana en muchas escuelas.

"Desde los 5 años, es la edad especial para que se les enseñe a los menores cualquier disciplina".

Desgraciadamente hay entrenadores que se van a lo fácil, y con niños pequeños no les gusta ser más dedicados en otros deportes, desde los cinco años es la edad especial para que se les enseñe a los menores cualquier disciplina, ellos a esa edad son una esponjita que van absorbiendo cada movimiento y enseñanza y cuando se les hace más divertido mejor y con mayor frecuencia hacen las cosas

¿Cómo ve el nivel del basquetbol de la localidad?
Muy dispar, hay quienes les gusta solamente jugar ante equipos que saben que no les van a poner una paliza, y ahí se quedan estancados, no crecen y hacen que crezca la mediocridad de los jugadores ya que no salen a jugar a otros lados, y a nivel local hay colegios que se casan con esa idea y les da miedo toparse ante una exigencia mayor.

¿Qué falta para que crezca más el basquetbol?
Infraestructura y que los entrenadores sean más incluyentes, es decir ejemplos hay muchos, se han logrado resultados que hace años no se tenían, y eso que no se tiene ni el 10 por ciento del presupuesto que se le asigna al futbol, por la Federación, patrocinadores etc.

Hay muy pocos espacios y pocos buenos torneos en los que se aplique una verdadera exigencia al jugador y al mismo entrenador.

¿En lo personal cual sería su meta más alta a conseguir?
Es algo muy alto, como dirigir en una Olimpiada, un mundial y después contar con mi propio espacio (escuela) en donde poder desarrollar programas que tengan el fin de sacar valores deportivos a temprana edad.