Un mexicano que no habla español

El jugador de Soles de Mexicali, afirma que se siente un tricolor más a pesar de que casi no hable el español

Román Martínez en el COM
Román Martínez en el COM (Carlos Herrera Luyando)

Ciudad de México

Román Martínez, nacido en El Paso, Texas, es uno de los integrantes de la pre-selección que entrena en el Comité Olímpico Mexicano. Su abuelo fue uno de los integrantes de la medalla de bronce conseguida en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936.

El nacido en El Paso, tiene un español muy limitado a pesar de la herencia mexicana. Las entrevistas las responde en inglés y concluye con un "gracias". Román, se dice mexicano a pesar de que el español no lo domine: "la herencia mexicana ha pasado por mí. La comida, cultura, música. Me siento como mexicano. Desafortunadamente no puedo hablar español pero (México) pasa por mis venas".

Sergio Valdeolmillos, entrenador de la selección mexicana, afirma que los elementos que ha convocado, sienten la camiseta nacional y la limitación del idioma no impide que Román juegue como un mexicano más.

Martínez, tuvo la oportunidad de estar en Nuevo México donde jugó baloncesto y estudió en su etapa colegial. Esto pudo proyectarlo a equipos en España y en la actualidad, juega con Soles de Mexicali. Fue de los 12 seleccionados en el pre-mundial de Venezuela en donde el conjunto nacional obtuvo el primer lugar y el lugar en la copa del mundo que se celebrará en España.

Antes de cada juego, el nacionalizado sale a la duela antes que sus compañeros y de acuerdo con el seleccionado, esto tiene un por qué: "creo confianza de tiro en mí, me la da durante el juego. Si fallo un tiro, al siguiente sé que entrará. Todo se trata de confianza", puntualiza.

A pesar de que tiene competencia en la posicion en la que él juega, comenta que trata de dar lo mejor en la duela por el conjunto: "lo que trato es hacer lo mejor día con día. Trabajo duro y trato de que el equipo mejore", finaliza.