Regresó Israel Gutiérrez de aventura española

El basquetbolista mexicano cuenta que le fue muy bien en este mes de entrenamiento y están interesados en que regrese al equipo B del Fuenlabrada

José Israel Gutiérrez Zermeño regresó
José Israel Gutiérrez Zermeño regresó (Carlos Herrera Luyando )

Ciudad de México

Después de un mes en España, José Israel Gutiérrez Zermeño regresó a México para estar unos días con su familia y partir a Culiacán para jugar con los Caballeros de Culiacán en la CIBACOPA.

Israel estará jugando menos de un mes en esta liga, para después ser llamado a la preselección que buscará medalla en los Juegos Panamericanos y el pase a los Juegos Olímpicos.

Gustavo Ayón, máximo exponente del basquetbol mexicano en la actualidad, ayudó al joven de 22 años para poder irse a probar con el Club de Basquetbol Getafe, equipo B del Fuenlabrada.

"Estoy muy agradecido con él, me ha ayudado mucho. Me ayudó a que personas de la Liga me contactaran. Fue quien me ayudó a salir para allá (España) este verano".

Con 2.09 de altura, Gutiérrez Zermeño decidió ir a probar por suerte a Madrid con el Club de Basquetbol Getafe. "Estoy muy contento, me fue muy bien allá. Hay interés de que vaya para España para la siguiente temporada". Agregó que solo fueron comentarios y hasta el momento no existe una propuesta formal, pero le gustaría ir de nuevo a tierras ibéricas a jugar basquetbol.

En lo que fue su último año como estudiante y jugador en la Asociación de Basquetbol Estudiantil, Israel se coronó con el Tecnológico de Monterrey Campus Hidalgo, y fue el MVP del certamen. "Lo gané con mis amigos, mis hermanos, es algo que disfrutamos mucho".

Aparte de este momento importante como basquetbolista, el jugador mexicano recuerda otros. "Cuando firmé mi primer contrato profesional, fue algo muy bonito. Un momento que incluso hasta lloré de la emoción. Mi primer partido como profesional contra Xalapa que les ganamos. Que me haya tocado jugar 10 minutos y metí 10 puntos".

A pesar de que el 2014 fue el parteaguas para el hidalguense en su carrera profesional, ya que estuvo en la concentración de la Selección Mexicana de Basquetbol, asistió al Mundial y debutó en la Liga Nacional de Baloncesto Profesional, afirma que fue un año duro para él. "Un año de mucho sacrificio. Fue muy difícil estar lejos de mi familia".

Con los Juegos Panamericanos de Toronto, Canadá a la vista y el Preolímpico que se llevará a cabo en México, Zermeño da a conocer sus planes para los ocho meses restantes del 2015. "La palabra suerte en el deporte no existe, la palabra éxito tampoco, la palabra que existe es trabajo. Solo hay que trabajar y trabajar y las cosas se van dando".

Sin preocupación de ser conocido nacional o mundialmente, el próximo jugador de Caballeros de Culiacán platicó que su pasión es el basquetbol. "Yo solo juego porque es lo que me gusta, porque es lo que me apasiona. Me hace feliz a mi y a mi familia les da satisfacción y orgullo".