Regresa 'Durántula' y con él, el Thunder de OKC

Tras el regreso de Kevin Durant con el equipo, Oklahoma City tratará de tener una buena capaña y así tratar de regresar a las finales de la NBA

Kevin Durant, jugador del Oklahoma City Thunder
Kevin Durant, jugador del Oklahoma City Thunder (AP)

CIUDAD DE MÉXICO

Por años el Thunder de Oklahoma City fue el favorito para emerger en el Oeste como campeón, el año pasado no contaron con Kevin Durant por lesiones y en éste vuelven a la cuenta nueva con él sano.

 Los Thunder cortaron su relación tras siete años con el coach Scott Brooks y contrataron a Billy Donovan, directo de la Universidad de Florida, siguiendo la tendencia en la Liga que busca aprovechar a los entrenadores colegiales por su entendimiento de los jugadores jóvenes. Donovan se une a Brad Stevens (Boston) y Fred Hoiberg (Chicago), como entrenadores en NBA provenientes del colegial. Pero Donovan tiene la carga pesada: un trabuco.

Con Durant y Russell Westbrook sanos, los OKC tienen a la dupla más productiva de la NBA y es lo que necesitan para volver a figurar como contendientes, Enes Kanter les funcionó muy bien como centro el año pasado y con él lucen sólidos para barrer la división, en la que no deben tener gran resistencia, en honor a la verdad.

El regreso de Oklahoma a los primeros planos no pudo venir en peor momento para el resto de los equipos del Noroeste.

 Portland, con la salida de LaMarcus Aldridge (San Antonio), es probable que ya ni siquiera aspiren a playoffs; también se fue Wesley Matthews (Dallas) y son un grupo en las primeras fases de otra reconstrucción.

Los Nuggets estarán en el primer año del coach Michael Malone, tras el i asco de Brian Shaw, y empeñados en recobrar su estampa de equipo de rompimiento rápido, pero sin su bujía, Ty Lawson (Houston). Sin embargo, podrían resultar un equipo espectacular con su novato Emmanuel Mudiay, y para ellos, por ahora eso es suficiente.

El caso de Minnesota es el mismo del año pasado: talento, pero les tocó la Conferencia errónea. Y los dirigidos por Sam Mitchell intentarán trabajar con el enorme talento joven que tienen en Andrew Wiggins y Karl-Anthony Towns. Pero una escapada a playoffs parece improbable, y si se da, ya ahí, este plantel no parece listo aún para soportar la extenuante masacre característica del Oeste.

Utah está en el mismo sitio, un equipo que tendría más oportunidad en el Este, pero que en el Oeste tendría que terminar con más de 50 victorias para aspirar a alguna de las ocho plazas de postemporada. Las buenas noticias a futuro son el productivo dúo que Gordon Hayward y Rudy Gobert han montado, pero no parece suficiente para sobrevivir el encarnizado Oeste.