Real Madrid recupera el trono del baloncesto europeo 20 años después

Tras dos finales perdidas en las dos últimas temporadas, ante Olympiacos en Londres-2013 (100-88) y frente a Maccabi Tel Aviv en Milán-2014 (98-86 tras prórroga), el equipo que dirige Pepe Laso logró el ansiado título.

Real Madrid se proclamcó campeón de Europa de basquetbol
Real Madrid se proclamcó campeón de Europa de basquetbol (EFE )

MADRID, España

El Real Madrid conquistó hoy su novena Copa de Europa de baloncesto, la primera en 20 años, al ganar delante de su público 78-59 al Olympiakos en una final de gran nivel que los blancos resolvieron con una mezcla de talento, cerebro y carácter.

Fue un magnífico encuentro, mucho más parejo de lo que sugiere el resultado final. Hubo excelentes defensas, acertadas direcciones en los banquillos, emoción y jugadores sobresalientes. A la cita sólo faltó el base griego Vassilis Spanoulis, la gran estrella de Olympiakos, que se quedó en unos pobres tres puntos.

Jaycee Carroll fue el mejor anotador blanco con 16 puntos y lo secundó un gran Andrés Nocioni. El argentino, autor de otro gran partido tanto en ataque como en defensa, fue nombrado además MVP. Matt Lojeski lideró al conjunto griego.

Olympiakos y Real Madrid mostraron sus cartas desde el inicio en el Palacio de Deportes de la capital española. Mientras el equipo griego apostó por la agresividad defensiva y los ataques ordenados, el conjunto blanco propuso balones interiores para a partir de ahí intentar generar canastas cercanas o doblar hacia el exterior. El primer asalto fue para el Olympiakos.

El conjunto blanco marcó bien a Spanoulis, pero a cambio descuidó la vigilancia de Lojeski, quien terminó el primer cuarto con 10 puntos. En ataque, al Real Madrid le sobraron nervios para desarmar el magnífico plan defensivo de su rival, que llegó al final del primer periodo con ventaja 19-15. Acusó las dos faltas personales acumuladas por el mexicano Gustavo Ayón en los dos primeros minutos del choque.

Con dos puntos más abrió Olympiakos el segundo cuarto para poner una diferencia de seis. Al rescate del Real Madrid acudieron Nocioni, con su conocido carácter, y Maciulis, con sus puntos, para poner la ventaja blanca 28-25 a 3:44 del intermedio. Además, entendió finalmente qué tipo de partido tenía por delante y comenzó a defender tan duro como su rival.

Al descanso llegó con su máxima ventaja (35-28) gracias a un triple de K.C. Rivers. Como sucedió al viernes ante el Fenerbahce, su "segunda línea" le dio más réditos que sus principales estrellas.

A Olympiakos le había penalizado su fracaso desde el triple, con sólo dos canastas en 11 intentos, mientras el Real Madrid presentaba una digna serie de seis de 14. Los tres puntos de Spanoulis eran otra razón de peso para explicar la ventaja blanca.

El Real Madrid alcanzó los 11 puntos de ventaja (40-29) al comienzo del tercer cuarto, pero ahí se demostró qué tipo de sistema nervioso -si tiene- habita en el cuerpo de Olympiakos, que respondió con un parcial 12-0 para recuperar el mando del partido (41-40).

Fue el momento de Carroll, autor de 11 puntos consecutivos, incluidos tres triples, para poner al Real Madrid de nuevo al mando (51-44). Cuando Carroll entra en combustión, no lo para ni un ejército de lanceros.

El partido era magnífico, digno de los dos mejores equipos de Europa. Y el duelo entró con ventaja 53-46 para los blancos a 10 minutos del final. Todo por decidir.

El Real Madrid amenazó con escaparse, pero Olympiakos abortó cualquier intento y abonó el terreno para la taquicardia, principalmente porque no se puede defender mejor. Pero el equipo blanco tampoco se quedó atrás. Sin duda, aprendió de las derrotas en las dos últimas finales de la Euroliga.

La canasta decisiva del partido ocurrió a 3:45 para el final y llevó la firma de Nocioni. Fue un triple que puso al Real Madrid con ventaja 65-55 y que sirvió para comenzar a definir el campeón. De nuevo Nocioni justificó por qué lo fichó el equipo blanco a sus 35 años. Sigue dando puntos vitales, defensa, carácter y títulos.

El Real Madrid ganó su primera Copa de Europa en 20 años porque formó un plantel que mezcla talento, fuerza y carácter. Es lo que se vio en la final ante un rival que justificó por qué siempre está en las citas importantes. El Real Madrid vuelve a reinar en baloncesto dos décadas después.

FICHA DEL PARTIDO:

REAL MADRID: Llull (12), Carroll (16), Rudy Fernández (7), Reyes (2), Ayón (2); Rodríguez (11), Rivers (5), Maciulis (9), Nocioni (12), Slaughter (2), Bourousis (0).

OLYMPIAKOS: Spanoulis (3), Mantzaris (1), Darden (0), Dunston (4), Printezis (11); Petway (2), Hunter (10), Papapetrou (0), Solukas (10), Lafayette (1), Lojeski (17).

Cancha: Palacio de los Deportes de Madrid.