Sueño frustrado

México perdió la puntería en el cierre de la semifinal de FIBA Américas 2015 y con ella el pase a los Juegos Olímpicos de Rio 2016 ante Argentina, que los derrotó 78-70 

CIUDAD DE MÉXICO

La gente aplaudió a México al final, fue un torneo inolvidable y una conexión sin precedentes con la afición, sin embargo no pudo lograrse el objetivo de clasificar a los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro 2016.

La selección perdió 78-70 ante Argentina, tras un terrible cuarto periodo, donde solo hicieron 8 puntos y dejaron ir la posibilidad de jugar la final.

El coach Sergio Valdeolmillos optó por mandar a Gabriel Girón como titular por primera vez. El jugador de Fuerza Regia arrancó en lugar de Juan Toscano para darla más posibilidad a la ofensiva.

El resto de los que arrancaron fueron los usuales, Gustavo Ayón en el centro, Héctor Hernández como delantero de poder, Francisco Cruz como guardia tirador y Jorge Gutiérrez armando el juego.

Poco le duró el gusto a Girón con dos faltas en el primer periodo, donde México fue mejor que los albicelestes, en gran parte, gracias al chihuahuense Gutiérrez que arrancó motivado con el apoyo de las 19 mil personas que se dieron cita en el Palacio de los Deportes para imponer un nuevo récord de asistencia en los torneos FIBA Americas.

Jorge inició con tres robos clave y convirtió 11 puntos en los primeros 10 minutos, seguido de Paco Cruz, que también acertó desde la línea de tres muntos y mantuvo al margen a los argentinos, que repartieron muy bien la ofensiva y los que sacaron mejor provecho fueron Facundo Campazzo y Marcos Delia, quien anotó seis unidades sobre la defensiva de Gustavo Ayón.

El nayarita no anotó sino hasta arrancado el segundo periodo, pero fue por la tremenda lucha en la pintura que tuvo con Luis Scola, el jugador de los Raptors de Toronto fue mucho menos efectivo que en el duelo del miércoles y volvió a ser víctima del ambiente. Frustrado, se hizo de palabras con Jorge Gutiérrez en medio de un gran momento de la defensiva de México.

Toscano, Paul Stoll y Gutiérrez fueron oportunos para meter la mano cuando era necesario y los tricolores establecieron dominio del marcador en el segundo cuarto, pero pudo ser mayor a 10 de no haberse enfrascado en una racha de cuatro triples fallados que rompió Toscano para provocar la locura en la tribuna.

Ventaja al descanso 40-35 a favor de los mexicanos pero arrancaron el tercero con una mala racha que aprovecho Andrés Nocioni para hacer seis puntos y acercar a su causa hasta una unidad. 48-47 hasta que el 'Virito' Hernández hizo un triple que revivió a los '12 guerreros', luego haría dos más que detuvieron la avanzada de los oponentes.

Orlando Méndez Valdéz regresó luego de más de una semana de inactividad pues salí con un desgarre abdominal en el encuentro ante Brasil de la primera ronda.

Con Scola neutralizado con Ayón, el 'Chapu' Nocioni se echó a la quinteta sudamericana encima y lograron empatarlo con menos de un minuto en el tercer cuarto hasta que el propio Nocioni puso los de la diferencia 62-60.

Ayón empató antes del final para llegar al cuarto periodo con un partido nuevo.

10 minutos que definirían el final de una era gloriosa para los argentinos o cambiar la historia para los nacionales.

El nerviosismo se notó en ambos lados, Sergio Hernández, el coach de argentina y sis asistentes entraban constantemente a la duela a dar indicaciones y la puntería de ambos lados desapareció.

A pesar de la presión del público, los visitantes se fueron arriba por seis unidades, 72-66 restando 5:14 por jugar y otra vez, la selección mexicana necesitaría una hazaña.

El doble equipo de Delia y Scola esta vez fue efectivo sobre Ayón y Gutiérrez salió expulsado por faltas. A pesar de sus 17 puntos no pudo aportar en los minutos finales.

Scola creció al final, llegó a 18 puntos en el momento exacto. Esta vez el aro se negó, Paco Cruz intentó de dos pero se paseó por la canasta sin entrar, en la ofensiva siguiente Toscano pidió falta que no le dieron los árbitro y seis puntos eran demasiada diferencia con 18 segundos por jugar.

El tiro desesperado de Stoll, lleno de impotencia al final fue reflejo de este partido, la magia no alcanzó al final de un torneo demasiado largo, donde México se volvió a encontrar con el básquetbol, pero no alcanzó para romper la racha de 40 años sin juegos olímpicos.