"Esto es un poco querer y no poder": Valdeolmillos

Luego de perder la semifinal, Sergio Valdeolmillos dijo que reflexionará sobre su futuro y todos los problemas que se presentaron en este proceso

Valdeolmillos en el duelo frente a Argentina
Valdeolmillos en el duelo frente a Argentina (Iván López )

CIUDAD DE MÉXICO

Al final de la derrota contra Argentina por 76-70, Sergio Valdeolmilos, coach de la selección mexicana de baloncesto, se dijo "desgastado" por todas las situaciones que han existido alrededor de este torneo.

"Ahora mismo hay que reflexionar un poco. Estoy bastante desgastado, esto es un poco querer y no poder. Lo que necesito es reflexionar un poco al respecto y mirar las cosas con cierta perspectiva. Yo no vengo a engañar a nadie, quiero ser honesto en mi trabajo. Tenemos que reflexionar de muchas cosas", dijo el nacido en Granada, España, al perder el pase directo a Río 2016.

Además, aseguró que en estos dos procesos, Juegos Panamericanos en Toronto, Canadá, y el Campeonato FIBA Américas, se le pusieron muchas trabas para no conseguir los objetivos.

"Lo que no voy a estar dispuesto es estar en situaciones donde se están haciendo historias constantemente para impedir el proceso del equipo nacional como ha pasado. Cuando estas cosas acaban, te vienen a la cabeza. Piensas que, si en un momento dado hubiera participación de otros jugadores, se hubiera poder hacer algo, que todo no se haga a la ligera, que todo no se haga al último momento y que el proceso sea adecuado y se mentalicen los jugadores", afirmó Valdeolmillos.

Agregó que "a mí me jode perder como se ha perdido porque hemos llegado al límite de la situación. Y todo es porque nos hemos tirado piedras el uno al otro, yo no vengo a tirarme piedras con la gente de México, vengo a ayudar".

También, él no quiere venir a México a pelearse con otras personas que no lo quieren, porque viene a aportar: "Muchos aspectos soy una persona non grata por parte de algunos, posiblemente los non grato sean ellos, por todo lo que han hecho para el equipo, para el baloncesto, para mí. Pero yo no vengo a pelearme a un país, vengo a trabajar en las mejores condiciones. He demostrado en estos cuatro años la seriedad en mi trabajo y todo lo que se puede hacer", platicó.

Sobre qué saca de positivo en este Preolímpico, contó: "Se saca positivo muchas cosas. A nivel de jugadores hay que destacar muchos valores y elementos de lo que es trabajar en equipo, lo que han hecho ellos y sobre todo con muchas circunstancias y muchos problemas".

Toda la expectación que se creó en torno al equipo nacional, le da miedo si no se sigue con este proceso: "Luego, la afición que se ha creado y la expectación que hay entorno al baloncesto, me ha dado miedo todo lo que se ha creado, porque detrás de ellos no hay nada más. Será motivo de reflexión para que todo lo que se ha creado no sea flor de un día y que esto pudiera tener una continuidad. Hemos llegado a un límite, que si estos jugadores no tienen el compromiso de continuar más tiempo no sé de donde van a llegar las cosas".

Por último, aseguró que el equipo se va "con la cara en alto. Ha sido un partido bastante competitivo, ambos equipos ya con la fuerza al límite. Un partido que se ha decidido al final y que hemos dado todo lo que teníamos que dar y no hemos dejado nada dentro".