Colisión inminente

Cuando hoy inicien los Playoffs de la NBA, Golden State lo hará como favorito absoluto del Oeste y Cleveland lo será en el Este, rumbo a una posible revancha en las Finales en junio 

Stephen Curry(30) y LeBron James(23) podrían repetir en las Finales de la NBA
Stephen Curry(30) y LeBron James(23) podrían repetir en las Finales de la NBA (Reuters)

Ciudad de México

Los Warriors de Golden State inician hoy la defensa de su primer campeonato en 40 años, cuando enfrenten a su primer rival de los playoff s, los Rockets de Houston; mientras, en la Conferencia Este, Cleveland no cayó del primer puesto aun cuando padeció seriamente de lesiones de sus estrellas, crisis de identidad y bajas de juego, por lo que se perfi la una revancha entre estos dos conjuntos en las Finales NBA a principios de junio.

Una estadística más emblemática del poderío de los Warriors más allá de su histórico récord de 73 victorias: no perdieron ni una sola vez partidos en forma consecutiva. Más allá de esa rara anomalía estadística, los de Oakland demostraron que ni siquiera su más probable rival en la Final del Oeste, San Antonio, pudo ganarles más de un encuentro y la forma con que le quitaron el invicto en casa a los Spurs hace una semana, no dejó lugar a dudas de cuál equipo es el rival a vencer incluso a pesar de que San Antonio firmó su mejor campaña de la historia.

Oklahoma City y los Clippers de Los Ángeles levantan la mano como conjuntos con posibilidad de alterar el libreto, pero los angelinos probablemente enfrenten a los Warriors en semis y el Thunder a San Antonio en la misma instancia, dos sinodales que parecen demasiado.

En el Este el caso de Cleveland es un tanto distinto. Cleveland casi perdió el número uno del Este ante Raptors de Toronto, pero aun descansando a sus estrellas, obtuvieron el primer puesto y están listos para terminar su obra, cuando sin dos de sus estrellas Kyrie Irving y Kevin Love arrastraron a seis partidos a los Warriors. Esta vez, con sus dos estrellas sanas, los Cavs tienen su oportunidad, aunque perdieron 2-0 la serie de temporada ante Warriors.

Cleveland en alguna forma minimizó sus esfuerzos durante la campaña regular, pensando en tener un conjunto dominante en playoff s y tal parece que lo tendrán, son favoritos para llegar a la Final del Este ante Toronto, el problema es que éste no ha ganado una serie de playoffs desde 2001 y tendrá que hacer gala de contundencia para eliminar las más que fundamentadas dudas en su contra.

Los otros seis conjuntos del Este no auguran gran resistencia, Charlotte está enrachado, pero enfrenta a Miami, que quizá sea el caballo negro de la conferencia por su defensiva que puede ser opresiva y su marcada veteranía. Aunque no parece capaz de resistir una serie a siete juegos si llegara a enfrentar a Cleveland en las finales del Este.

CAVS, POR MUERTE RÁPIDA

Aunque Detroit se proyecta como un trabuco en no mucho tiempo, los Cavaliers no deben experimentar dificultad encontrar estar el juego de poste bajo de Andre Drummondcomo epicentro y un trío de tiradores de tres desperdigados. Detroit ganó 3-1 la serie de campaña regular, pero en el último de esos partidos no jugó LeBron James, y los Cavs prometen ser más complicados en la postemporada. Jugando a la defensiva, Cleveland es la cuarta mejor de toda la Liga y la ofensiva de Detroit es la 19 de 30. El reto para Cleveland es terminar con el menos desgaste posible una serie que se augura física, en que los Pistons podrían ganar dos partidos, pero no parecen tener para más.

RAPTORS, NO MÁS PRETEXTOS

El histórico colapso de hace un año sumió a los Raptors en 15 ciclos sin poder ganar una serie de playoffs y ahora parecen preparados para lograr apenas la segunda en su historia. Indiana se sostiene en su all-star Paul George y en su escolta Monta Ellis, y no cabe duda de que si hay un conjunto que agradece estar en postemporada, ése son ellos. Los Raptors no deben tener ningún problema para barrer a los Pacers, son un equipo superior en todos los departamentos, sin embargo, el ciclo pasado le habían ganado la serie de campaña 3-0 a Washington y fueron arrasados en cuatro juegos en playoffs, los Raptors tienen mucho que demostrar y todo comienza con anestesiar a Indy. 

EL HEAT QUIERE APAGARLOS

No hay equipo más encendido en el Este que los Hornets. Desde la pausa del Juego de Estrellas, cuentan con marca de 21-8, y con todo su cambio de e equipo defensivo a potencia ofensiva (la once de la NBA), y un ataque de 10.6 triples por partido, enfrentan a un conjunto de Miami que parece el más propenso a dar una sorpresa y llegar a la final de la conferencia. Su veteranía, con Dwyane Wade y Joe Johnson y su defensiva que deja al contrario en 98.4 tantos por juego puede elevarlos, junto a Hassan Whiteside, el líder bloqueador de la Liga. Pero el Heat necesita embocar triples, es el tercer peor en ese departamento en una era en la que no pueden permitírselo. Posibles, los siete juegos.

LA INCÓGNITA DE ATLANTA

Los Hawks se convirtieron en equipo revelación la temporada pasada, con su enero perfecto y su movimiento de balón soberbio. Esta campaña, tuvieron muchos problemas y no pudieron descollar sino hasta los últimos meses del ciclo. Eso se ve reflejado en la marca contra Boston, perdieron el primero, pero demostraron dominar fieramente a los Celtics en los siguientes tres, y si los Hawks llevan esa inercia a postemporada, no deben tener problema para avanzar de ronda, porque aunque Boston es un competente equipo balanceado, no tiene nada para defender la pintura y el cuadro alto de Atlanta ha demostrado ser dominante. Los Hawks deben llevarse la serie en cinco o seis partidos.

DIFÍCIL NO BARRER CON ELLOS

La repetición de las finales del Oeste el año pasado llega en la primera ronda, con unos Rockets que tras ser la sombra de los Warriors el año pasado, calificaron ahora en el último día de campaña. Los Rockets están confiados en dar una sorpresa y que ganaran un partido lo sería, han perdido por promedio de 12.3 tantos ante los Dubs, y lo que parecía una creciente rivalidad entre ambos conjuntos cada vez parece más un dominio aplastante de los Warriors. Con un James Harden segundo en anotación, los Rockets ahora tienen esa etiqueta de equipo desfavorecido y poner en aprietos a los campeones defensores sería un gran paso en su desarrollo, sin embargo, parece improbable.

SPURS, POR LA VÍA RÁPIDA

En 2011, los Grizzlies con Zach Randolph y una determinación impactante lograron echar a los Spurs cuando éstos eran el número 1 del Oeste y de la NBA. Esas páginas de heroísmo pertenecen a otra época, los Grizzlies encaran postemporada sin su centro titular Marc Gasol y sin su movedor estelar Mike Conley. Si los Spurs trabajan rápido y evitan sorpresas en los primeros encuentros pueden liquidar rápido y dar descanso a sus veteranos, a los que el coach Gregg Popovich guardó todo el año para estos instantes. Sin embargo, los Grizzlies son un equipo que peleará cada posesión y si los Spurs entran a ese juego desgastante los de Memphis pueden ponerlos en aprietos.

OKC, A VICTIMAR A LOS MAVS

Los Mavericks de Dallas se han vuelto expertos en caer en primera ronda, al momento tres veces desde su primer título de la NBA en 2011 y si Oklahoma City no sufre un tropiezo mayúsculo, estos playoff s será la cuarta vez. Los Mavs no cuentan con ninguno de sus movedores al cien por ciento. La realidad es que Oklahoma City está deseoso de dar un puñetazo en el tablero de juego y demostrar su presencia y tienen todo para dar cuenta de los texanos que parecen de visita. Tanto Russell Westbrook como Kevin Durant saben que si no hay título de la NBA, éste sería su último año juntos en el Thunder y es muy difícil que dejen que su primer rival les estropee los últimos momentos juntos.

UN DURO SINODAL PARA LAC

Los Clippers cayeron de la consideración de muchos a dominar la NBA, incluso a costa de los Warriors y desde entonces el equipo ha sufrido varias metamorfosis, obligados a jugar sin Blake Griffi n y descubriéndose como un agresor implacable del perímetro con J.J Redick, segundo en efectividad de tres puntos en la Liga con 47 por ciento. A su vez, los Blazers son el caballo negro de la conferencia y su estilo ofensivo retará a los vertiginosos angelinos, con un cuadro bajo conformado por Damian Lillard y C.J. McCollum. Si los Blazers reciben una oportunidad, pueden pasar de ser el desfavorecido a ser el dominante, si los Clippers no imponen rápido, los de Oregon pueden dar sorpresa.