Dos que han sido de gran ayuda

Paul Stoll y Orlando Méndez han sido parte del resurgimiento del baloncesto en México, aportando desde los Juegos Panamericanos del 2011

Orlando Méndez, jugador mexicano
Orlando Méndez, jugador mexicano (Facebook Halcones de Xalapa)

Ciudad de México

Después de la llegada del español Sergio Valdeolmillos, los mexicanos Paul Stoll y Orlando Méndez han aportado desde que ganaron la medalla de plata en Guadalajara 2011.

Paul Stoll, mexicoamericano nacido en Michigan, pasó su etapa como colegial en la Universidad de Texas, donde participó en el 2008 en el Draft de la NBA, pero ningún equipo lo seleccionó.

Después llegó a Algodoneros de la Comarca, pasó a Halcones UV Córdoba y regresó a Algodoneros.

En 2010, mismo año que pasó por estos dos últimos equipos, llegó a Halcones Rojos de Veracruz. A final de campaña migró a Venezuela para jugar con Gigantes de Guyana, regresó a Halcones Rojos y en el 2012 dio un salto a Israel con el Maccabi Haifa; incluso, vistió la playera del Trabzonspor, equipo de la liga turca.

Antes de llegar a la concentración del equipo mexicano, Stoll regresó a Gigantes; además, participó en Ligas de Verano de la NBA.

Cuando México ganó la medalla de plata en los Juegos Panamericanos, al igual que en el pre-mundial de Caracas, Stoll sumó 66 puntos en los 10 encuentros que jugó.

Contra Uruguay anotó 16 puntos, su mayor cifra como seleccionado.

En la medalla de oro del Centrobasket, en el tercer partido contra Bahamas, el nacido en Michigan sumó 18 puntos, con cuatro de nueve triples. Contra El Salvador fue el máximo anotador con 18 unidades y cien por ciento de efectividad en triples.

Otro jugador que ha sido parte importante es Orlando Méndez. Desde pequeño migró a Estados Unidos, donde vivió en un barrio de San Antonio, Texas.

Estudió en la Universidad Kentucky Western, donde fue nombrado como basquetbolista del año, así como atleta del año.

En México jugó en Pioneros de Quintana Roo y Halcones de Xalapa, así como en Caballeros de Culiacán, de CIBACOPA.

Orlando fue parte de la medalla de plata en el 2011; en Caracas, Venezuela, promedió 12.3 puntos por juego.

En tiros de tres anotó 19 de 38; en lances de campo, Orlando acumuló 43 de 79. Contra República Dominicana encestó 26 unidades, su mejor producción.

En su última temporada con Halcones participó en el torneo FIBA Américas de Clubes, donde los de Xalapa quedaron en cuarto lugar. Promedió 9.2 puntos por partido, con 3.1 asistencias.

No jugó el Centrobasket a causa de una operación en la rodilla izquierda. Fue intervenido por el Doctor Rafael Ortega, Jefe de los Servicios Médicos de Chivas, y se rehabilitó con los galenos de los Spurs de San Antonio. En todo momento estuvo con la selección en las instalaciones del Comité Deportivo Olímpico, así como en los partidos de preparación que tuvieron.