Orlando se retirará pronto de la selección mexicana

Por las cirugías que ha pasado en los últimos años, el guardia ya no cree que físicamente pueda rendir en su próximo equipo y en el representativo nacional

Orlando Méndez-Valdéz (izq)
Orlando Méndez-Valdéz (izq) (Mexsport)

Ciudad de México

Introvertido, de voz baja, bajo de estatura por su posición en la que está en la duela, sonrisa tímida, Orlando Méndez-Valdéz platicó que pronto se retirará de la selección mexicana de basquetbol. Luego del partido de 24 puntos que anotó en el primer partido del Preolímpico de baloncesto contra República Dominicana, el guardia dijo en semanas anteriores que este certamen puede ser el último con México.

"Es la última etapa para mí (con la selección). Si logramos esto (clasificar a Río 2016), va decir mucho de este equipo por mucho tiempo, podemos hacer historia otra vez. Es algo que siempre quise dejar de mi imagen, de mi historia con México. Lograr esto sería lo máximo, después de eso me retiro de la selección, es la verdad. Sería una cosa no maravillosa para todos", contó dos semanas antes a La Afición que empezara el Preolímpico en el Palacio de los Deportes después de un entrenamiento en el Centro Nacional de Alto Rendimiento.

Agregó: "Me ha tocado ser parte de cada torneo, de cada historia, en estos últimos años con este grupo. Yo he hablado con mi familia, con el último doctor que me hizo la cirugía en la rodilla y me avisó que ya no podía jugar con la selección, por el desgaste en mi rodilla. Para jugar en un torneo así toma mucho de ti físicamente. Personalmente, sí quiero seguir jugando profesionalmente, tengo que dejar de jugar en la selección, porque no creo que mi cuerpo me vaya a dar para jugar los dos (equipo profesional y selección). Estoy en un momento de mi vida, que está bien retirarme de la selección si no clasificamos para los Olímpicos. Ya tuve la suerte del Mundial, del Centrobasket, de ganar medallas. No es tan difícil tomar esta decisión, puede ser el último".

Tras los últimos años, la inactividad física fue desesperando a Orlando por el tipo de persona y jugador que es. "No tengo la paciencia en ese tema, siempre quiero regresar y jugar. Cuando no estoy jugando, no soy yo y es complicado en este último año estar lastimado, no poder estar en la duela, me afecta bastante. Me gusta bastante este deporte, me gusta competir".

Cirugías de rodilla, en la muñeca también, el adeudo de siete meses y medio que tiene Halcones de Xalapa con él, Méndez no llegó al 100 por ciento al Mundial de España en el 2014, pero se prometió que llegaría bien física y mentalmente para el Preolímpico, y lo ha demostrado en los duelos amistosos que México ha enfrentado y en el primer partido.

"Ahorita, físicamente y mentalmente estoy al 100. Todos los que me conocen, cuando estoy al 100 juego con confianza y la cabeza limpia, y así me siento. Ojalá que siga en este camino, para disfrutar esa experiencia con mi familia. Puede ser mi último torneo, si no calificamos a los Olímpicos", dijo.

Inactividad de muchos meses y no poder estar en la duela, Orlando Méndez pasó momentos complicados. "Es difícil nombrar cómo han sido los últimos dos años para mí. Aprovecho cada momento que estoy en la duela, puede ser tu última experiencia jugando. Las cosas que he vivido en este deporte son más positivas, que negativas. Lo que voy hacer después en el deporte, no sé qué va a ser", aseguró.

Por último, Méndez-Valdéz no quiere que sólo lo recuerden a él, sino el legado que ha dejado y que las futuras generaciones tengan un mejor baloncesto. "Quiero ser un ejemplo para los niños que siguen después de mí. A veces no pensaba en ganar medallas, pensaba en cambiar la historia. Para las generaciones que siguen, puede ser mejor para ellos. Espero que siga así, para que se cambien las cosas. Se han cambiado bastante desde que yo inicié. Todos me ayudaron bastante, me dieron la oportunidad. Xalapa es algo especial para mí y para mi familia. Ojala que sigan apoyando y creyendo en este deporte", finalizó.