Los Rockets practican con niños triquis

Las estrellas del deporte ráfaga convivieron durante casi una hora con los niños triquis y les transmitieron sus experiencias con la finalidad de fortalecer tanto la técnica

Los jugadores de la NBA y los niños triquis se tomaron la foto oficial al final de la convivencia
Los jugadores de la NBA y los niños triquis se tomaron la foto oficial al final de la convivencia (Notimex )

CIUDAD DE MÉXICO

"¿Quién quiere jugar uno contra uno?", retó y preguntó el estadounidense James Harden, jugador de los Rockets de Houston, a los niños triquis que presenciaron parte del entrenamiento del equipo en la Arena Ciudad de México.

Harden, profesional desde 2010, fue uno de los varios jugadores que se acercaron a saludar a los integrantes de la Academia de Baloncesto Indígena de México (ABIM), invitados a un cursillo con los Rockets.

Uno de los niños, Isaías, levantó la mano y se fue al duelo con Harden, quien le puso seriedad al duelo y presionó al chico.

Luego vino un representante de los Rockets, quien les dio la bienvenida a los niños, integrantes del equipo Gigantes de la Montaña del estado de Oaxaca, sureste mexicano.

"A todos nosotros nos da mucho gusto estar con ustedes. Queremos tener una tarde divertida y que ustedes también la tengan", dijo a los niños.

Cuatro jugadores de los Rockets: Jason Terry, Troy Daniels, Nick Johnson y JB Bickerstaff y el entrenador Greg Bickner le dieron forma al entrenamiento y les indicaron jugadas de práctica durante unos 45 minutos a sus invitados.

"Buen trabajo, bien hecho", gritaban los integrantes de los Rockets después de cada anotación o buena acción de los infantes y tras el calentamiento dieron paso a un minijuego en el que se enfrentaron a los Rockets.

Fue la segunda ocasión que el equipo triqui, comunidad del norte del estado de Oaxaca, considerada dentro de las zonas más pobres del país, juega con un equipo NBA, el año anterior entrenó con los Spurs de San Antonio.

"Gracias por venir y esperamos hayan aprendido y se hayan divertido", dijeron los jugadores a manera de despedida.

Los Rockets de Houston, disputarán mañana el segundo partido oficial de la NBA en esta capital ante los Timberwolves de Minnesota. El primer juego de temporada regular de la NBA en esta ciudad se dio en 1997 cuando los Rockets de Houston se midieron a los Mavericks de Dallas.