Warriors y Hawks, siguen en el camino

Golden State y Atlanta ya calificaron a las Finales de conferencia, pero lo lograron de formas distintas, los Warriors recuperando su halo de invencibilidad, y los Hawks con suerte

Stephen Curry, estrella de los Warriors
Stephen Curry, estrella de los Warriors (AP)

Ciudad de México

Golden State y Atlanta arrasaron en sus respectivas conferencias, la Oeste y la Este, durante la campaña regular y ya están calii cados a las i nales de región, aunque lo hicieron de distintas formas. Los Warriors surcaron la temporada imponiendo récords de dominio históricos en ambos costados, tanto ofensivo como defensivo y en la primera ronda barrieron a los Pelicans de Nueva Orleans antes de vencer a Memphis en las semifinales (4-2) y su rival se decidirá hoy en el Juego 7 entre los Clippers de Los Ángeles y Rockets de Houston.

Mientras que Atlanta llegó a 60 victorias en el año, pero desde febrero decayó en sus promedios y aunque calii có como primer sembrado del Este, siete victorias arriba de su más cercano perseguidor, los Cavaliers de Cleveland, batallaron seis juegos contra Brooklyn en la primera ronda (equipo al que derrotaron cuatro veces en temporada), que calificó el último día de campaña como el # 8 y necesitó de paciencia y mucha suerte para poner fuera de combate a los Wizards de Washington.

Es como ver las dos realidades de las distintas conferencias, por un lado la Oeste, donde los los Grizzlies les pusieron el primer gran reto del año a los Warriors al vencerlos en casa en el Juego 2 de la serie, apenas la primera derrota de los Warriors en su Oracle Arena desde finales de enero y la tercera en todo el año.

Memphis llevaron el reto al siguiente nivel al triunfar en el Juego 3, el primero de dos en su arena, pero luego despertaron a Golden State. Los siguientes tres partidos fueron un festín para los de Oakland, que volvieron a establecer su dominio. Tan solo Stephen Curry anotó ocho triples en el encuentro definitorio, el doble que todo el equipo rival junto.

El #1 clausuró a la segunda mejor defensiva de los playoffs en un desplante de superioridad que los volvió favoritos una vez más a conquistar su primer título desde 1975.

Del lado de Atlanta nada les ha sido fácil y en ningún momento de los playoffs han parecido el equipo más dominante de su conferencia.

Los Hawks ya tienen rival, son los Cavaliers de Cleveland, a los que vencieron dos de tres veces en la temporada regular, pero que con todo y la lesión de hombro que marginó a su all-star Kevin Love de la competencia, de que Kyrie Irving está en duda para el comienzo de la serie este miércoles en Atlanta, y que LeBron James también recibió mucho castigo en la competida serie contra los Bulls de Chicago, los Cavs son favoritos para avanzar a la segunda Final de la historia del club de Georgia.

Es la mala fama que tiene Atlanta, que llega apenas a su primera final del Este en 20 posibles intentos (más que los 10 de los Clippers de Los Ángeles), pero que tendrán oportunidad de comenzar a cambiar su pasado de equipo gris si logran derrotar a los Cavs.

Así las cosas, el choque entre los mejores de cada Conferencia sigue como una posibilidad, pero es probable que tanto Golden State como Atlanta vean acrecentado el desafío cuando enfrenten a sus próximos rivales. Los Cavaliers tienen exactamente la fortaleza defensiva que puede minar a Atlanta y diezmarlo, obligarlo a salir de su metódico movimiento de balón.

Mientras que tanto los Clippers como Rockets son ofensivas explosivas que juegan defensiva por lapsos y pueden jugarle al tú por tú a los Warriors. Contrario a los Grizzlies, ni los texanos ni los angelinos tienen problemas para anotar puntos, por lo que se anticipa un reto importante incluso para los Warriors.