Jerseys con publicidad, no tan lejano para la NBA

El fin de semana de las Estrellas sirvió como una prueba para que en el futuro del basquetbol estadunidense haya anuncios publicitarios en los uniformes; sería la primera de las cuatro Ligas más importantes de EU en dar ese paso

Jerseys NBA aún sin publicidad
Jerseys NBA aún sin publicidad (AP)

Ciudad de México

Cien millones de dólares extras cada año parecen demasiado buenos como para rechazarlos. Tal parece que la NBA no se salvará de incluir marcas comerciales en el uniforme. "A fi nal de cuentas va a suceder", dijo con resignación el nuevo comisionado de la NBA, Adam Silver, en su primera conferencia en el cargo durante el Fin de Semana de las Estrellas, cuando se refi rió a la aparición de marcas publicitarias en los jerseys de los equipos, tema que él mismo coordinó hace dos años.

De hecho, en las otras dos Ligas propiedad de la NBA, la D-League y la WNBA, los uniformes ya revisten esos logos publicitarios que muchos puristas señalan como un cáncer para el deporte, a pesar de que la gran mayoría de las Ligas del mundo ya realizan esa práctica cotidianamente. Aunque en Estados Unidos aún no lo es.

"No estamos cerca en este momento de incluir patrocinadores en los jerseys, pero es algo que seguimos considerando y creo que, a final de cuentas va a suceder", comentó el comisionado. "Creo que usarla (la publicidad) tiene un buen sentido de negocio. Nuestra meta de poner patrocinadores en los jerseys sería para expandirnos, pero debemos de asegurarnos que nuestros socios de televisión estén cómodos con eso. Normalmente cuando las compañías se anuncian lo quieren hacer dentro de un paquete, no es común que solo quieran aparecer en el jersey y no en los anuncios televisivos o en publicidad en la duela. Pero es algo en lo que estamos trabajando".

Es emblemático que durante el juego de novatos y jugadores de segundo año del pasado viernes, la NBA pareció hacer un experimento. En el uniforme normal de los jugadores colocó un estampado bajo el número en la espalda, con el nombre del equipo en cuestión, en este caso el Team Hill y el Team Webber. Esto se suma a la gradual aparición de más marcas comerciales en la duela y en los diversos sitios en que un telespectador tiene que fijar su vista durante una transmisión.

Por ejemplo, en los flyers que recorren la mesa de anotación durante años han aparecido anuncios, pero la moda es colocarlos en la duela adyacente a la banca de los equipos, en donde algunos conjuntos tienen la dirección oficial de su página de internet.

Todos esos parecen avisos de que en cualquier momento la Liga dará el salto que consideran inevitable a colocar al lado de logotipos históricos como el de Lakers de Los Ángeles o Celtics de Boston, los de patrocinadores, quizá adelantándose y convirtiéndose en la primera de las cuatro Ligas más importantes de EU (además de la NFL, la MLB y la NHL) en tomar esa medida. Silver parece advertir con esas frases que aunque en esta campaña quizás no se dé, en las próximas se tocará este tema con más seriedad, sobre todo porque dijo que no estar preocupado por la expansión tanto local como global, como sí era el caso del Comisionado Stern.

Silver expresó que su objetivo es que las 30 franquicias que ya existen gocen de finanzas sanas, y aunque un puñado de mercados (Nueva York, Chicago, Miami, Houston) podrían darse el lujo de prescindir de los comerciales en los uniformes dados sus ingresos, la mayoría de los equipos NBA lucha por mantenerse a la par en ciudades menos fuertes en el comercio NBA, como Milwaukee y Atlanta.

Se puede decir que parte de la razón por la que sigue habiendo una Liga femenil profesional, la WNBA, es porque sus uniformes incluyen los distintivos de marcas comerciales, por eso parece cuestión de tiempo para que la NBA tome una decisión que ya en estos momentos ha recibido fuertes críticas por parte de millones de aficionados a nivel mundial.

Tan maligno para algunos, como los nuevos uniformes con mangas que la Liga ha estado usando en sus ocasiones especiales (Navidad y el Juego de Estrellas), parece un plan de varios años para ir habituando al público al cambio y con el tiempo acomodar en el espacio de las mangas las diversas identif caciones de productos.

CUESTIÓN DE TIEMPO

En 2012 la Liga había anunciado después de su reunión de dueños que éstos habían votado por la inclusión de sponsors en los jerseys.

Que un estudio realizado había mostrado que un solo parche en la zona de los hombros de un uniforme podría redituar en 100 millones de dólares anuales, el entonces comisionado sustituto (Silver), expresó que esas eran las proyecciones más conservadoras y que el plan era iniciar con la presente campaña 2013-2014, lo cual no ocurrió.

"Los equipos necesitan de una considerable cantidad de tiempo, en primer lugar para vender el parche y, en segundo, para que Adidas manufacture los uniformes", comentó Silver en 2012.

El parche sería de dos por dos pulgadas y según Silver: "Estará en los uniformes de los jugadores pero también en las réplicas que se vendan en tiendas".

En 2009 la NBA dio el primer paso al permitir a la WNBA colocar anuncios en los lugares donde el logo del equipo normalmente iba. El Mercury de Phoenix fi rmó un contrato de tres años con la compañía de protección de identidad LifeLock en mayo de 2009. Convirtiéndose al lado de la Major League Soccer (MLS) en las únicas Ligas profesiones de Estados Unidos en haber tomado tal medida.

Según un artículo escrito por Lance Madden para Forbes en 2012, el método funcionó en la Liga Premier de Inglaterra en 2010, donde los 20 equipos generaron 178 millones extra por este concepto. En la NBA ese pequeño parche, con 450 jugadores de la Liga, se traduciría en 222 mil dólares durante la campaña de 82 juegos.