Un inicio disparatado en la NBA

Empezando con la sorpresiva caída de Cleveland ante Knicks en su debut, la campaña de la NBA ha sido algo impredecible tras una semana de acción 

Tony Parker con los Spurs de San Antonio
Tony Parker con los Spurs de San Antonio (AP)

CIUDAD DE MÉXICO

La NBA dio inicio el martes 28 de octubre a la temporada 2014-15, y no pudo empezar peor para los Cavaliers de Cleveland luego de perder en su debut en casa.

LeBron James, en su primer juego en la Quick en Loans Arena desde su partida en 2010, había declarado que ese era uno de los juegos más importantes en su carrera; y los Knicks, que fueron aplastados en su primer juego el día anterior por 24 puntos, los vencieron 95-90, demostrándole a los entusiastas del nuevo Bigh ree del cuatro veces MVP que esta temporada no será miel sobre hojuelas.

Pero solo es uno de los resultados inesperados. Dos días antes, los Hornets de Charlotte, en su presentación, en su arena, llegaron a perder por 24 antes de ganar en tiempo extra a los Bucks de Milwaukee. 

Luego, el viernes, los Suns de Phoenix le dieron su primera derrota al campeón defensor de la NBA. Lo extraño del caso es que los Suns perdieron en su siguiente partido por 27 tantos, ante Utah, un equipo que en la mayoría de los rankings anteriores al inicio de la temporada calificaba como candidato a ser el peor del Oeste y quizás de la NBA.

Pero no acaba ahí, la lesión de pie que mantendrá fuera por lo menos hasta diciembre al MVP reinante de la NBA, Kevin Durant, hizo que Russell Westbrook se echara el equipo al hombro y con él ganaron uno de los primeros tres partidos, antes de que Westbrook también se lesionara de la mano y quedara cuatro semanas fuera de actividad.

De pronto el que se esperaba el equipo más dominante del Oeste se encuentra hasta abajo de la tabla y su duro peregrinar ya incluye una derrota por 31 tantos ante los Nets de Brooklyn en el regreso de Brook López, que le da fisonomía de contendiente inesperado a un equipo que a lo mucho aspira a playoffs según numerosos previews, claro, eso si mantienen a su centro sano.

Y es que en el Este ya se volvió a lesionar Derrick Rose, y aunque se ha mencionado que no es grave, van dos juegos que no participa el MVP de 2010-11, y hasta ayer Miami, sin LeBron James, era el mejor registro del Este, y antes de caer ante los Rockets era el único equipo invicto de esa conferencia.

En total es un inicio en donde los sotaneros por muchos años, Kings de Sacramento son un poder a temer en el Oeste, los Lakers, como se esperaba, están en ruinas; los Rockets y Grizzlies y no Spurs, LA Clippers y OKC, son los equipos a vencer y KlayThompson de Golden State encabeza la lista de líderes de puntos con 29.7, y solo anotando 10 triples, ni siquiera es el líder de la estadística.

Ese honor corresponde a Trevor Ariza de los Rockets, que ha anotado 16, sin contarlos juegos de ayer. Mientras Houston, un equipo que las últimas cinco temporadas ha calificado como una de las mejores ofensivas de la liga, pero con una defensiva que deja mucho que desear, son cuartos en ese departamento, limitando al oponente a 91.5 puntos por juego.

Y eso tan solo es el iniciode una larga campaña regular que finalizará hasta abril del próximo año.