NBA cancela audiencia de Sterling

La NBA había acusado al aún dueño de Clippers de haber dañado a la liga y a sus asociados al hacer comentarios racistas, los dueños del resto de los equipos sostendrían una audiencia el martes en la que podrían haber obligado a Sterling y a su esposa a vender el equipo 

Donald Sterling (derecha) y su exesposa
Donald Sterling (AP)

Los Angeles

La NBA canceló el viernes la audiencia de propietarios de la próxima semana que determinaría si Donald Sterling debería vender a los Clippers de Los Angeles, e indicó que su mesa directiva someterá a votación el histórico acuerdo de venta entre la esposa de Sterling, Shelly, y el exdirector general de Microsoft.

A través de un comunicado, la liga informó que ha resuelto su disputa sobre la propiedad de la franquicia con Shelly Sterling y el Fondo de la Familia Sterling. Con ello, la venta de los Clippers por 2.000 millones de dólares a Steve Ballmer, exdirector general de Microsoft, se someterá a votación.

"Bajo el acuerdo, los Clippers serán vendidos a Steve Ballmer, es espera de la aprobación de la mesa directiva de la NBA, y la NBA retirará su cargo pendiente para poner fin a la propiedad de la familia Sterling del equipo", indicó la liga en el documento.

Según el comunicado emitido el viernes, Shelly Sterling y el Fondo "también acordaron no demandar a la NBA e indemnizar a la NBA en caso de demandas de terceros, incluyendo a Donald Sterling".

La NBA había acusado a Sterling de haber dañado a la liga y a sus asociados al hacer comentarios racistas y los dueños del resto de los equipos sostendrían una audiencia el martes en la que podrían haber obligado a Sterling y a su esposa a vender el equipo que compraron en 1981 por cerca de 12 millones de dólares.

El viernes, una persona cercana a la familia Sterling señaló que Donald Sterling fue despojado de su habilidad para actuar como administrador de la fortuna familiar, incluyendo los Clippers de Los Ángeles, luego de que dos neurólogos determinaron que sufría de demencia.

El individuo, quien es cercano al fideicomiso y las evaluaciones médicas, pidió mantenerse en el anonimato dado que no estaba autorizado para hablar al respecto. Agregó que Sterling fue señalado como "incapacitado mentalmente" de acuerdo con las condiciones del fideicomiso porque mostró "una incapacidad de realizar cuestiones empresariales en una manera razonable y normal".

Donald Sterling realizó visitas voluntarias a dos prominentes neurólogos que realizaron una serie de pruebas exhaustivas, incluyendo encefalogramas, durante este mes, de acuerdo con la persona. Si bien Donald Sterling ya no es uno de los fideicomisarios del Fondo de la Familia Sterling, sigue siendo dueño del 50% del equipo y sigue recibiría ganancias por la venta, dijo el individuo.

Uno de los abogados de Sterling, Bobby Samini, señaló que "asegurar que Donald Sterling carece de capacidad mental es absurdo" y que luchará por no vender dada la conducta de la NBA.

Sterling puede tratar de recuperar su cargo de fideicomisario al apelar ante la Corte de Sucesiones de California.

Shelly Sterling negoció la venta después de que su esposo, Donald Sterling, hizo comentarios racistas que se ventilaron a la luz pública. Entre otras cosas, Donald Sterling dijo a su novia V. Stiviano que no debía llevar personas de raza negra a los partidos de los Clippers.

A través de un comunicado, Shelly Sterling resaltó el jueves que accedió vender el equipo a Ballmer "bajo su autoridad como la única administradora del Fondo de la Familia Sterling, que es propietario de los Clippers".