Día de definición

Hoy finaliza la campaña regular de la NBA y aún están pendientes algunas posiciones, para los que se proyectan como unos playffos llenos de emoción

Russell Westbrook, base de los Oklahoma City Thunder
Russell Westbrook, base de los Oklahoma City Thunder (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO

Hora de desenterrar el hacha de guerra. En el Oeste la lucha por el octavo puesto entre el Thunder de Oklahoma City y los Pelicans de Nueva Orleans tendrá que recurrir al último día, con ambos equipos dramáticamente empatados; aunque quizá más importante sea la situación de los sembrados más altos en esa competitiva conferencia.

Es muy posible que el Thunder o los Pelicans ganen hoy el boleto directo a su aniquilación ante Golden State en la primera ronda, y al parecer no hay nada más intrascendente que quién se quedará con el octavo escaño del Este, si los Pacers de Indiana de infame marca o los Nets de Brooklyn, o remotamente el Heat de Miami, que se aferra a las posibilidades matemáticas.

Pero la lucha por las posiciones de la dos a la seis en el Oeste aún no se ha definido y es, en el papel, tremendamente importante.

Define quién podrá evitar, hasta una hipotética final, a Golden State, aunque también es sabido que dado el gran nivel de los equipos calificados, las posiciones en el bracket de playoffs son engañosas y relativas, pues desde hace años nueve conjuntos del wild west finalizan con marca ganadora y son capaces de imponerse a cualquiera.

Para muestra, el hecho de que podría haber un triple empate entre los Spurs de San Antonio, Clippers de Los Ángeles y Rockets de Houston en segundo lugar; y que Memphis esté a un juego.

Es probable que los Clippers asciendan al segundo escaño del Oeste por primera vez en el año, lo que deja en manos del criterio de desempate para quién será la ansiada segunda siembra.

San Antonio enfrenta a unos Pelicans que lucharán por su vida, pues si ganan están dentro, y para Oklahoma City se trata de imponerse en su duelo de visita ante los Timberwolves de Minnesota y esperar que los Spurs hagan el trabajo y venzan a Nueva Orleans.

San Antonio buscará su victoria 12 en fila, pero es posibleque el coach Gregg Popovich descanse titulares y si eso ocurre, las posibilidades de los Pelicans aumentarán.

Los Rockets deben alzarse en su partido ante el Jazz de Utah, de marca perdedora, y esperar que otros resultados se acomoden para definir su posición final.

Pero a estas alturas, en el Oeste, con el gran nivel de los ocho equipos que calificarán, quizá sea mejor para los conjuntos pensar en lamer sus heridas y alistarse para los playoffs del sábado.

Memphis resiente desde hace semanas las lesiones de Tony Allen y Mike Conley y en su búsqueda por afianzar la posición dos de la siembra ya tuvo el susto de una lesión en su estrella Marc Gasol, mientras que Portland, que ya no puede hacer gran cosa para mejorar su lugar, sufrió la caída de su estelar Nicolas Batum y podría ser grave a largo plazo.

Solo un juego separa a los equipos del comienzo de la postemporada el sábado, y por algo, en los pasillos de los estadios es conocida como la segunda temporada, porque todo vuelve a ceros y nada está escrito, ni siquiera el aplastante dominio de Golden State en la Conferencia Oeste.