Solo faltan detalles

Memphis aseguró el último lugar para los playoffs y hoy, al concluir la fase regular, se definirá el orden final para la batalla que comienza el sábado

Ciudad de México

Todo está listo para que la verdadera guerra dé comienzo. En forma dramática los Grizzlies de Memphis derrotaron a los Suns de Phoenix para reclamar el último boleto a la postemporada NBA el lunes. De esa forma los Suns se quedarán sin playoffs a pesar de tener un récord de 47-34, una campaña en inspirada en el primer año del coach Jeff Hornacek.

Con todos los codiciados tickets ya repartidos, en la última jornada de 15 partidos de hoy solo queda precisar algunos movimientos que podrían ser cruciales para la definición de los duelos.

La simple colocación es importante por razón estratégica, por ejemplo, no es lo mismo que los Nets de Brooklyn, donde juega el mexicano Jorge Gutiérrez, anclados en el número cinco de la siembra en el Este, enfrenten a los Bulls de Chicago en primera ronda que a los Raptors de Toronto.

El estilo defensivo de los de Illinois es menos conveniente para los neoyorquinos, que lo último que quisieran es una debilitante serie física contra Joakim Noah y los astados. Empatados a 48-33 con los de Canadá, si los Bulls ganan hoy a los Bobcats de Charlotte, y los Raptors pierden de visita en el Madison Square Garden de los Knicks, tendrán el escaño tres y verán a Washington en playoffs, de lo contrario a Brooklyn.

Es muy posible que equipos ya calificados descansen jugadores importantes, aceptando su posición actual, por lo que algunos pequeños cambios están en juego este día, pero quizá los equipos no los busquen y se conformen con su escaño en la siembra.

En el Oeste el choque más significativo de la fecha final de la campaña 2013-2014 sin duda es el enfrentamiento de los Grizzlies de Memphis recibiendo a los Mavericks de Dallas. Los Mavs tienen la posición siete en estos momentos y de quedarse en ese sitio enfrentarían al Thunder de Oklahoma City en primera ronda.

El caer al octavo puesto no es nada halagüeño para ellos, pues significa medirse al número uno de la NBA, los Spurs de San Antonio, que los barrió en la serie regular.

Por otro lado, Memphis tiene marca de 2-2 en la temporada contra Oklahoma City y de 0-3 contra San Antonio, por lo que quizá les convenga mejor evitar a los cuatro veces campeones en la primera ronda.

La otra alternativa es permanecer en el octavo peldaño y prepararse para una revancha de los playoffs de 2011 en que los Grizzlies derrotaron a los Spurs siendo el número ocho de la siembra. San Antonio era el mejor equipo de toda la Liga y contaba con marca de 61 victorias, muy similar a la que ostentará al _ nal de este día (miércoles), pero eso no detuvo a Memphis para vencer en seis juegos a los Spurs en apenas la cuarta vez en que el número ocho le pega a un número uno en toda la historia.

El último día de preparativos de guerra puede arrojar algunas modificaciones sustanciales rumbo a unos playoffs que se esperan muy competitivos. La postemporada arranca este sábado.