Ven al resto desde la cima

Los Hawks de Atlanta aprovecharon un enero perfecto para situarse como el mejor equipo de la NBA; a mitad de la temporada, son el rival a vencer

Mike Budenholzer
Mike Budenholzer (Reuters )

CIUDAD DE MÉXICO

Y pensar que comenzaron la campaña perdiendo tres de sus primeros cuatro juegos. Los Hawks de Atlanta (43-10) se elevan sobre el resto de la NBA como el mejor equipo, a punto de la pausa del Juego de Estrellas, que tradicionalmente señala la mitad de la campaña, aunque es un poco más que eso.

Con un conjunto dirigido por el coach de segundo año, Mike Budenholzer, pero en ninguna forma un novato, pues pasó 19 campañas en el staff del coach de los Spurs de San Antonio,Gregg Popovich, Atlanta se ha convertido en un sistema que privilegia el juego de conjunto.

El 67.6 por ciento de sus puntos, Atlanta lo logra por medio de un pase, son segundos en asistencias con 25.8 por juego, pero además son la sexta mejor ofensiva al anotar 103.7 al rival y limitarlo a 97 por encuentro, son la quinta mejor defensiva. 

“Para mí ha sido un reto asimilar este sistema y jugar en él, pero ha sido algo muy positivo, me ha motivado a ver formas de cómo yo puedo mejorar como jugador y cómo trabajar bajo este esquema de equipo con el que estamos jugando”, describió el centro titular del equipo, el dominicano Al Horford, ayer en conferencia telefónica.

Es lo que ha convertido a los Hawks de un equipo que si acaso califica a playoffs en un titán listo para pelear el Larry O’Brien en junio. Es un estilo basado en el movimiento de balón, pero además que busca espaciar la duela para favorecer el triple, promedian 8.6 aciertos por juego.

“Una de las cosas que yo siento que he mejorado por medio de este sistema, es atacar más al aro, ahora estoy yendo más hacia la pintura y creando más oportunidades para mis compañeros; entonces, yo creo que eso es por la forma en que nosotros jugamos”, describió Horford lo mucho que le ha beneficiado a él trabajar en este esquema. 

Tanto ha llamado la atención la forma de jugar del plantel, que Budenholzer fue nombrado como el coach titular del equipo de la Conferencia Este en el Juego de Estrellas, el próximo domingo, y es candidato seguro al premio de Coach del Año.

"Todo el crédito es del entrenador, porque ha hecho un trabajo maravilloso con nuestro equipo. Porque llegó a enfatizar que la clave es jugar en equipo antes que nada", alabó el tres veces All-Star.

Y la razón le asiste a Horford, la NBA nombró al equipo titular de los Hawks como los jugadores del mes de enero, en un hecho inusitado. Y es que los de Georgia se combinaron para ganar todos sus partidos de enero y finalizaron 17-0 en ese mes, y su marcha de consecutivos, que impuso nueva marca de la franquicia fundada en 1946, llegó a 19. Ahora todo ha cambiado en la NBA, pues tras su espectacular triunfo sobre los Warriors de Golden State, el 6 de febrero, se colocaron una diana en la espalda y ahora son el equipo a vencer.

El mismo Horford es una de las razones por las que Atlanta está en una auténtica transformación de su franquicia. "Lo primero ha sido que estamos saludables, y lo segundo es que esta temporada llegaron Sefolosha (de Oklahoma City) y Kent Bazemore (de Golden State), son dos jugadores que defensivamente son muy buenos, y los necesitábamos para llenar ese rol específicamente", compartió el egresado de la Universidad de Florida.

Y a pesar de su contundente estilo, Atlanta tiene un duro peregrinar por delante, y salir de la Conferencia Este sería una hazaña, aunque el hijo del histórico Tito Horford, lo sabe.

"Estamos en febrero, falta mucho, es difícil de predecir, pero creo que en el Oeste va a estar muy interesante, porque muchos equipos están jugando bien, por ejemplo Memphis. Ya San Antonio nunca lo puedes dejar fuera. Por el lado del Este, está Chicago, un equipo que es muy peligroso, sobre todo cuando empiecen los playoffs; ahí siento que Pau Gasol es la cabeza de este equipo, siento que los está haciendo mover. Ahora estáne mpezando a jugar como todo mundo esperaba", analizó.

Pero es obvio que también tiene confianza en que su equipo no solo fue la luz del enero perfecto."Y nosotros también, tenemos una posibilidad, pero nuestro enfoque es seguir mejorando y terminar de la mejor forma posible la temporada regular para prepararnos para los playoffs”, finalizó Horford.