A conseguir el oro

Regresando a la selección mexicana después de dos años, recordó la presea de plata que ganaron en Guadalajara que los dejó con un sabor amargo


Jesús Hiram 'Chino' López
Jesús Hiram 'Chino' López (Iván López )

Ciudad de México

Jesús Hiram 'Chino' López, estuvo fuera por un año de las duelas de baloncesto por una ruptura en el tendón de Aquiles en el tobillo derecho. Por esta lesión, tampoco fue convocado durante dos años a la selección mexicana de basquetbol y ahora, tras meses de incertidumbre sobre quién sería el entrenador del representativo mexicano en Juegos Panamericanos y el Preolímpico, fue requerido por Sergio Valdeolmillos para enfrentar las dos justas.

El 'Chino' fue parte del equipo que ganó la medalla de plata en Panamericanos cuatro años atrás, presea que los dejó con un sabor amargo pero que marcó un antes y un después en el basquetbol mexicano. En la última posesión por la presea dorada en Guadalajara 2011, el puertorriqueño, José Juan Barea, anotó la canasta que le dio el oro a su país. Todavía, a México le quedaban tres segundos en el reloj, pero no culminaron la hazaña.

Feliz de ser tomado en cuenta en la selección, Jesús quiere regresar con la medalla de oro, pero, sobre todo, quiere retomar el nivel que tuvo antes de su lesión y probarse como uno de los mejores jugadores en México.

Se mantiene la base de jugadores que estuvieron en Guadalajara, pero ¿qué diferencias encuentras entre la selección de hace cuatro años y la de ahora?

Madurez. Definitivamente son jugadores que han crecido mucho en diferentes aspectos como en lo técnico, lo táctico, lo mental; también el coach ha mejorado bastante. Me siento mejor que desde entonces, vas aprendiendo el juego, conociendo cosas que no conocías, sensaciones que no sentías antes. El hecho de competir y estar en esos juegos y tener ese tipo de exposición y roce internacional, siempre te hace crecer como jugador.

En el momento en que JJ Barea anota la canasta con la que gana Puerto Rico, ¿qué sentiste en ese momento?

Fue un momento difícil, estaba en cancha en ese momento. Recuerdo la jugada perfectamente, yo pensaba en ayudar para contener a Barea, pero yo tenía a (Renaldo) Balkman y en ese partido tuvo como 30 puntos, un jugador muy inteligente. Mete la canasta Barea, un tiro que ya está acostumbrado, se podría decir que su firma. Teníamos una oportunidad de intentarlo, pero cuando perdemos el partido, fue muy duro. Se toma como un logro para el basquetbol mexicano y el despertar en esos Juegos Panamericanos. Pero como jugador y competidor, fue un momento bastante amargo, después que nos enfriamos de la cabeza, nos pusimos a pensar que hicimos algo grande. Sin embargo, somos competidores, personas que queremos ganar y el hecho de que estábamos ahí, que estuvimos a dos puntos y que una jugada pudiera haber hecho la diferencia, nos marcó. Fue un parteaguas para el basquetbol mexicano y para nosotros.

Después de la medalla de plata en los Juegos Panamericanos pasados, ¿existe una sed de venganza para ti?

No sé si llamarlo venganza sino probarme a mí como jugador élite de México. Probarme que puedo estar aquí, que debo estar aquí, y que soy indispensable para el coach Valdeolmillos. Mi lesión es de las más difíciles que un jugador pueda tener y ha sido un proceso bastante largo. El hecho de estar aquí ya es una bendición pero no estoy satisfecho porque quiero más y más. Quiero llegar donde estaba antes y superarlo.

Cuando te hablan y te dicen que estás convocado para esta preselección, ¿qué sentiste?

En su momento, un poco de incertidumbre porque no se sabía nada de la selección. Cuando él (Sergio Valdeolmillos) se comunica conmigo y me deja saber la convocatoria, fue un momento de facilidad que compartí con mi familia y tuve que empezar a priorizar otras cosas. Jugaba la liga en otra parte y empecé a darle más prioridad a la selección y estar listo para venir para acá.

Esta selección que está entrenando para Panamericanos y el Preolímpico, ¿para qué está hecha?

Estamos para competir al más alto nivel. Los partidos que tengamos de preparación antes de Toronto y después de Toronto, van a ser indispensables para medirnos y saber valorar, estamos muy lejos, muy cerca, estamos como el año pasado, mejor. Lo que puedo asegurar es que México va competir, va dar su máximo esfuerzo. Estamos pensando en una presea y en la clasificación a los Juegos Olímpicos.