México se clasificó a Juegos Panamericanos 2015

Segundo objetivo del Tri en Nayarit: Preolímpico rumbo a Río 2016 y pase a Toronto 2015; se jugará el título del Centrobasket ante Puerto Rico 

Gustavo Ayón, figura del Tri de basquetbol
Gustavo Ayón, figura del Tri de basquetbol (Mexsport)

Tepic, Nayarit

Segunda meta cumplida. Después de conseguir el boleto al Preolímpico y mantener el invicto en la primera ronda, la selección mexicana disputó su primer partido de eliminación y lo superó sin demasiadas dificultades al vencer 85-70 a Cuba para calificar a los Juegos Panamericanos 2015 y a la Final del certamen, donde se volverá a ver las caras con Puerto Rico.

Fue un nuevo éxito para el grupo de Sergio Valdeolmillos, que no se cansa de superar retos y de devolver la identidad al baloncesto nacional. La noche del jueves disputará su tercera Final contra los boricuas en los últimos tres años y podría confirmar lo hecho en Caracas. La única meta que le falta por cumplir al cuadro verde en este Centrobasket es ganar el oro y hacerlo frente a su gente.

Después de sufrir contra Puerto Rico por falta de intensidad al inicio, la selección mexicana aprendió la lección y fue al ataque contra Cuba, sobre todo a través de Gustavo Ayón, quien tuvo ocho de las primeras 14 unidades de los locales. Esa actitud también se mostró a la defensiva y los de la Isla no tuvieron respuesta, anotando solo 12 puntos en el primer periodo.

El Titán dominó la pintura a placer y se fue a descansar con 11 unidades, apoyado siempre en Francisco Cruz, quien agregó seis para los blancos, que cerraron el periodo arriba 25-12, con 16 puntos debajo del aro y 12 en rompimientos rápidos, ejemplo de la dinámica para abrir la semifinal.

“Ha sido un día fantástico con el apoyo y el objetivo de pasar a los Panamericanos”

El cuadro azteca ni siquiera reparó en los triples hasta que Héctor Hernández, otra de las figuras, encestó un par para ampliar la diferencia 35-21. Pero el cuadro cubano anotó rápido y, tras tomar un respiro, ajustó y comenzó a aparecer.

Incluso encontró en Javier Justiz la solución para Ayón, aunque el ídolo local fue capaz de agregar cuatro unidades. La selección mexicana necesitaba entonces cambiar el chip, bajar el ritmo y así lo entendió Jorge Gutiérrez. El conjunto nacional se fue al descanso arriba por 10: 42-32.

“Se cumplieron los objetivos, pero las finales están para ganarse”

Sergio Valdeolmillos
Entrenador de México


El tercer cuarto significó el regreso de Ayón, quien volvió a dominar la pintura a la ofensiva, repartió asistencias, dio tapones y provocó que la gente volviera a meterse al juego. Gustavo tuvo los primeros cinco puntos del periodo y encontró otra vez la complicidad de Cruz, quien recibió sus pases para anotar y luego le devolvió las cortesías.

Solo algunas distracciones de la selección mexicana provocaron que los cubanos se acercaran de nuevo a diez, pero la defensiva marca registrada de los de Valdeolmillos y la buena noche ofensiva del Titán, quien tuvo 28 puntos y de Paco (15), impidieron cualquier reacción del rival, que se fue abajo 51-66 al final del periodo.

En el último cuarto, Paul Stoll hizo gozar a la tribuna con sus triples y luego con una finta dejó congelado a Justiz. El coach de la selección mexicana aprovechó para dar rotación al cuadro de cara al nuevo enfrentamiento contra Puerto Rico.

La tarea ya la habían hecho, y como recompensa tienen un boleto a Toronto y una nueva Final, porque esta nueva generación nacional no quiere dejar de trascender.

POSDATA

La selección mexicana consiguió el otro boleto que buscaba en este torneo, y como premio disputará la Final del Centrobasket en casa, un regalo para la afición de Nayarit que no ha dejado de apoyar y un premio merecido para un equipo que con base en la humildad ha superado a sus rivales con autoridad.