En México, por primera vez

El premio al campeón del Mundial de Basquetbol está en el Distrito Federal como parte de su gira por 24 países 

Trofeo del Mundial de Basketbol
Trofeo del Mundial de Basketbol (Conade )

CIUDAD DE MÉXICO

Las palabras de Alberto García, secretario general de FIBA Américas, resumieron el significado que tiene la presencia de un trofeo de nueve kilos en México. Se trata nada menos que del galardón que se otorga al campeón del Mundial de basquetbol, un certamen al que la selección nacional asistirá por primera vez en 40 años.

"¿Ustedes podían creer hace no mucho tiempo que todo esto iba a suceder? ¿Qué México pudiera estar en una Copa Mundial después de tantos años? Era muy difícil, éramos un poco escépticos, pero había un grupo que tenía esa esperanza y algunos teníamos la certeza, porque si hay un pueblo al que le gusta el baloncesto es el mexicano, y con ese fervor que le ponen a todo lo que hacen se iba a lograr ese triunfo; lo que nunca esperábamos es que en Venezuela fueran campeones".

Así, la presencia del Tricolor en la Copa del Mundo a la que no asistía desde 1974 trajo como consecuencia que México fuera la tercera parada en América del Trofeo Naismith, que solo visita a los 24 países calificados al certamen en una gira que comenzó en Barcelona el día del sorteo cuando la Federación Estadunidense lo devolvió a FIBA tras cuatro años de posesión por el campeonato conseguido en Turquía y que terminará el 3 de septiembre, el día del arranque del certamen.

La copa está en exhibición en el Distrito Federal y visitará esta tarde el centro comercial Pabellón Polanco. Sin embargo, los integrantes de la selección mexicana que se coronó en el Torneo FIBA Américas en Venezuela el año pasado no se ponen límites y sueñan con traerla de regreso tras el Final del torneo.

"Es una motivación verlo ahí, pero no tocarlo, sabemos que ganando lo podremos tocar, acariciar, besar y lo podemos tener aquí cuatro años y luego lo devolvemos. Aunque no podemos prometer si vamos a ganar uno o dos partidos del torneo, pero sí que vamos a dejarlo todo", señaló Lorenzo Mata, uno de los referentes de la quinteta.

VIENE LO COMPLICADO

El cuento de Cenicienta del equipo nacional, que llegó como invitado al FIBA Américas y se quedó con el título, se prolongará hasta Gran Canaria, donde disputará sus partidos de primera ronda en el Grupo D ante Lituania, Eslovenia, Angola, Australia y Corea, aunque la dificultad aumentará en el máximo torneo de basquetbol, como reconoció otro de los integrantes del equipo, Pedro Meza.

"Sabemos que no es fácil, las circunstancias son diferentes, tenemos 40 años que no vamos a un Mundial así que es difícil medirse, lo que sí deben estar seguros es que va a haber 12 jugadores que van a dejar el alma ahí, vamos a competir, a ir juego a juego y de la mano del coach y de los líderes del equipo ojalá podamos hacer un gran torneo y demostrar que en México hay buen basquetbol".

Al evento asistieron Jesús Mena, director de Conade, Carlos Padilla, director del COM, Luis Fernández Cid, embajador de España, Modesto Robledo, presidente de la Asociación Deportiva Mexicana de Baloncesto, y el ex jugador Horacio Llamas.