México, víctima de sus errores

México perdió tras un día sin puntería ante la selección de Australia en el Grupo D, ahora tienen que ganarle a Corea del Sur para clasificarse a octavos 

Jorge Gutiérrez intenta detener a un jugador australiano
Jorge Gutiérrez intenta detener a un jugador australiano (AFP )

GRAN CANARIA, España

La selección de Australia venció a México 70-62 y dejó a los tricolores obligados a ganar su último partido de la fase de grupo, para aspirar a clasificar en cuarto puesto.

El primer cuarto dejó claro que este sería un duelo de postes, con Aaron Baynes, el jugador de los Spurs hizo 10 de los primeros 12 puntos de Australia. Por México Gustavo Ayón tuvo que salir rápidamente por problemas de faltas.

Sin ellos, el duelo fue más abierto y Valdeolmillos optó por darle a Paul Stoll la responsabilidad de armar la ofensiva de México, como siempre, mostró carácter y le anularon un triple justo al cierre del primer cuarto.

Adam Parada dio sus mejores minutos en este mundial, tanto a la defensiva como al momento de atacar la canasta, sacó faltas ofensivas y trabajó bien a los postes para generar unidades.

Ante la ausencia de Ayón, el coach español optó por jugadores frescos, Pery Meza, Orlando Méndezy Román Martínez vieron también acción desde la banca para darle la ventaja a México durante gran parte del segundo cuarto.

Pero en el duelo de postes Baynes dominó, Ayón no pudo encontrarse cómodo en la pintura cuando el australiano estuvo dentro, nuca tuvo un tiro fácil pero sí mucho trabajo a la defensiva. Los rivales encontraron la fórmula, dándole muchas faltas para aprovechar que estaba errático en la línea de tiros libres.

Como sucedió en los partidos ante Lituania y Eslovenia el tercer cuarto fue una catástrofe y los australianos se despegaron por 14 puntos ante la falta de precisión en general de los nacionales.

El "¡Sí se puede!" desde la tribuna se contagió a los jugadores mexicanos que reaccionaron con cuatro puntos de Ayón y dos triples consecutivos de Marco Ramos. Parada regresó a la duela para descargar el trabajo del nayarita ante Baynes y dejarlo personal con el delantero David Andersen.

México pudo empatar en ese momento pero llegaron las imprecisiones, muchos tiros fallados de Méndez y Cruz, que perdió brújula y dio su peor partido a la ofensiva.

México ahora tiene que vencer a Corea del Sur para ir a Barcelona como cuarto de su grupo y parece imposible evitar el partido ante Estados Unidos.